Alimentación

Borges compra la primera aceitunera de Francia

Borges mira de nuevo a Europa para crecer. El grupo catalán se ha hecho con la francesa Tramier, líder en el país vecino en aceitunas de mesa con una cuota del 30%. La empresa de la familia Pont prevé facturar en Francia 130 millones gracias a la adquisición y convertirse en uno de los principales operadores de aceitunas del mundo.

Tramier, una compañía familiar cuyos orígenes se remontan a mediados del siglo XIX y líder en ventas de aceitunas de mesa en Francia, ha sido la última adquisición que la compañía catalana Borges ha llevado a cabo para continuar con sus planes de expansión internacional. El grupo productor de aceite de oliva y envasador de frutos secos vuelve a fijarse en Europa para llevar a cabo adquisiciones, después de haber ejecutado operaciones en Estados Unidos o Rusia.

Con la adquisición de Tramier, fundada en 1863 por la familia del mismo nombre, Borges se sitúa en una posición de liderazgo en el mercado francés, según indicó la compañía en un comunicado. La venta de Tramier permitirá a Borges alcanzar unas ventas cercanas a los 130 millones de euros, desde los 80 millones actuales. Borges, también centenaria y de propiedad familiar, no quiso hacer público el precio de la adquisición.

Tramier comercializó el pasado año más de 8.000 toneladas de producto envasado y registró unas ventas de 50 millones de euros.

La adquisición de Tramier permite a Borges situarse como uno de los más importantes operadores de aceitunas del mundo. La compañía tiene previsto comercializar cerca de 15.000 toneladas de producto envasado y colocar a sus marcas entre las primeras marcas de Rusia, Estados Unidos y Francia. Según asegura el grupo catalán, Borges ya es la primera marca española de aceite de oliva en volumen y valor en el mercado francés. En concreto, la firma española ocupa la tercera posición en el mercado vecino, una vez se ha consolidado la joint venture materializada hace cinco años con la sociedad CDS.

El director general de Borges, David Prats, enmarca la compra de Tramier 'dentro de la fructífera estrategia que el grupo viene desarrollando en los últimos años basada en la expansión internacional y materializada en la ampliación de la distribución en mercados locales y la compra de sociedades en distintos países del mundo'.

La compra de Tramier ha sido la última gran operación que Borges lleva a cabo tras la constitución en Jordania de la sociedad Borges Jordan, junto a empresarios locales y cuya finalidad es expandirse a la zona de Oriente Próximo. En el mercado ruso, Borges ha completado recientemente la adquisición, promovida hacer tres años, de la compañía ITLV, centrada en la distribución de productos relacionados con la dieta mediterránea. El grupo Borges comercializa aceite, alcachofas, vinagres y frutos secos en un total de 105 países.

La compañía facturó en 2005 unos 540 millones de euros, según sus últimos datos hechos públicos.

La compañía llega a Wal-Mart

En el mercado norteamericano, donde Borges utiliza la marca Star, la compañía ha logrado incrementar su portafolio de productos en cadenas de distribución como Safeway y Costco. Sin embargo, el principal hito que Borges ha alcanzado en Norteamérica ha sido su introducción en la cadena Wal-Mart, logrando estar presente a través de 10 referencias de aceites y vinagres. Borges se ha instalado en más de 1.000 grandes locales de esta cadena y asimismo, ha logrado hacerse un hueco en la cadena Sam's. Desde su llegada en los años ochenta, la compañía no ha dejado de esforzarse en el mercado norteamericano. El pasado año, el grupo comunicó la incorporación a su estructura de una nueva filial comercial en Estados Unidos, denominada Borges National Corporation, fruto de la joint venture entre Aceites Borges Pont y la compañía National Trading Corporation. Ambas compañías trabajaban juntas desde hace 15 años.