Deuda pública

El Tesoro pone fin a las letras a 18 meses con una subasta de 866 millones

El Tesoro Público realizó ayer la que será la última subasta del año de letras a 18 meses. La rentabilidad es del 3,9% y el importe nominal de la colocación, 866 millones.

Nueva estrategia en la Administración. El objetivo del Tesoro de dotar de liquidez a la emisión de letras a 12 meses y pasar a un nuevo esquema de subastas y vencimientos mensuales en estos valores (hasta ahora, los vencimientos se hacen en los meses pares) ha desembocado en la suspensión de las emisiones a 18 meses.

El tipo de interés de los papeles emitidos en esta última subasta es del 3,905%, ligeramente por debajo del euribor a un año, que está en el 3,921%. Aún así, la cifra representa un ligero incremento respecto a la subasta anterior, en la que el rendimiento fue del 3,825% y pone a las letras a 18 meses a niveles del año 2000.

Los inversores solicitaron 2.934 millones de euros, pero el importe nominal de la colocación fue de 866 millones. El Tesoro planea emitir este año letras por un volumen total de 25.700 millones de euros. La gran mayoría de ellas serán a 12 meses, pero la Administración también empezará a hacer emisiones a seis meses a partir de la segunda mitad del año.

'Las motivaciones para el cambio son dos: la paulatina y sostenida reducción del tamaño de este mercado el de las letras a 18 meses, junto con la conveniencia para el Tesoro de pasar a un esquema de subastas y vencimientos mensuales', explica el Tesoro. 'De este modo, en 2008 culminará la reforma de este mercado, que pasará a tener 12 referencias en circulación, con amortizaciones mensuales coincidiendo con la fecha valor de cada subasta', señala entidad, dependiente del Ministerio de Economía.

Las emisiones previstas de letras suponen un incremento del 2,8% respecto a las realizadas durante el año 2006, con lo que se invierte así la tendencia del pasado ejercicio, que se había saldado con una reducción de las emisiones del 7% sobre 2005.

Las claves de un producto de inversión de corto plazo

La creación de las letras del Tesoro data de junio de 1987. Son valores de renta fija a corto plazo, cuya variación en el mercado secundario suele ser muy reducida, son un activo de muy bajo riesgo.

Su emisión se realiza por subasta, el importe mínimo de la petición ha de ser de 1.000 euros (es el valor de una letra) y todas las peticiones por un valor superior han de ser múltiplos de 1.000. La emisión se realiza al descuento: el inversor adquiere las letras a un precio inferior al importe que va a recibir al vencimiento. El Estado se compromete a realizar un único pago en la fecha de vencimiento, por el importe nominal. La diferencia entre un precio y otro es el interés.