Reino Unido

¿Cuál es tu inflación personal?

Los británicos no tienen mucha fe en los datos que proporciona la Oficina de Estadística de su país. Allí, las críticas sobre la veracidad de las cifras oficiales son lanzadas con tanta frecuencia como en España la frase "todos los políticos son unos corruptos". Cansado de escuchar quejas, el organismo gubernamental ha lanzado un servicio para que los ciudadanos puedan calcular cuánto les sube la vida, su propia calculadora de inflación personal. Está disponible desde ayer en la dirección www.statistics.gov.uk/pic/.

La calculadora permite seguir la variación de gastos como la comida, la factura de la luz y del teléfono y ver cuánto suben, mes a mes. El organismo ha explicado que su intención con esta iniciativa es lograr que los ciudadanos británicos entiendan por qué crece tan deprisa el coste de artículos como la energía y los impuestos; y bajan la electrónica o la ropa. El objetivo es que la gente de a pie entienda que los números que el organismo publica repercuten directamente en sus bolsillos.

La inflación más alta desde hace 11 años

Precisamente, la oficina de estadística acaba de publicar hoy los datos de IPC del mes pasado. Los precios en Reino Unido han subido un 0,3% en diciembre hasta situarse en el 3% interanual, la más alta en los últimos 11 años. Este aumento de la inflación llega sólo cinco días después de que el Banco de Inglaterra subiera los tipos de interés al 5,25%, a su vez la más alta desde mayo del 2001, como medida para controlar el encarecimiento del coste de la vida.

Precisamente, este hecho ha permitido que el dato de la inflación no sorprendiera a los analistas, como sí ocurrió en el caso del encarecimiento del precio del dinero de la semana pasada. La fuerte subida de la inflación ha obligado al gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, a enviar una carta abierta al Gobierno que explique cómo controlará la situación, circunstancia que se da por primera vez desde que en el año 1997 el Gobierno laborista garantizó la independencia de la institución financiera.

El aumento de la electricidad y del gas, así como el mobiliario y algunos artículos del hogar empujaron la inflación al alza, según la ONS, mientras que la alimentación, las bebidas no alcohólicas, la ropa y el calzado bajaron con respecto a noviembre.

Por octavo mes consecutivo, el IPC está por encima del 2%, la cifra que el Banco de Inglaterra tiene como objetivo. En tanto, el Índice de Precios Minoristas (RPI, en inglés), utilizado en el Reino Unido para calcular los aumentos de sueldo, las pensiones, el impuesto municipal y los pagos hipotecarios, subió en diciembre un 0,5%, hasta el 4,4%.