Renuncia

Dimite el alcalde de Villarreal, del PP, tras ser condenado a prisión por prevaricación

El alcalde de Villarreal (Castellón), el popular Manuel Vilanova, presentó ayer su renuncia a la alcaldía del municipio debido a la 'presión' desde que el Tribunal Supremo le condenó a un año y medio de prisión y ocho años de inhabilitación para cargo público por un delito de prevaricación al consentir 'de forma deliberada' la emisión ilegal de ruidos de una empresa, que generó quejas vecinales durante años.

Vilanova informó de su decisión de abandonar la alcaldía tras 11 años y medio en el cargo, 'porque no quiero dar la falsa imagen de político aferrado a su cargo contra viento y marea'.

Indicó que dimitía 'con la sencillez y honradez que siempre me ha caracterizado a lo largo de mis 15 años dedicados a la política municipal'. Según dijo, desde el momento en que tuvo conocimiento 'por la prensa' de la sentencia, puso ese mismo día a disposición del PP su militancia y la presidencia local del partido 'cumpliendo así el código deontológico del partido, comunicando, además, mi disposición a abandonar la alcaldía'.

Sin embargo, aclaró que 'ante el desconcierto producido por la sentencia', ya que no existen precedentes similares, 'debía actuar con responsabilidad y con el asesoramiento legal necesario, y sin precipitaciones'.