Urbanismo

La oposición política deja en suspenso una de las mayores obras de Riofisa

Los partidos políticos de Torrelavega, en Cantabria, se han opuesto al proyecto elaborado por Riofisa y Sniace para edificar un complejo urbanístico en terrenos de la empresa química. La inmobiliaria adelantó en su folleto de salida a Bolsa que ésta era ¢la principal operación de adquisición de suelo¢ prevista.

Riofisa y Sniace mantienen que el proyecto, aunque ha sido paralizado, será retomado. Ambas compañías confían en que finalmente éste se llevará a cabo realizando lasmodificaciones oportunas sobre el plan perfilado, a pesar de contar con la oposición de todos los partidos políticos de Torrelavega. La inmobiliaria tiene previsto edificar en terrenos de la compañía química en el municipio cántabro un gran complejo urbanístico que ocuparía más de 300.000 metros cuadrados y que contaría con centro comercial, zona residencial, industrial y oficinas.

El proyecto, denominado Samsara Cantabria, supone ¢la principal operación de adquisición de suelo que la sociedad contempla llevar a cabo en el futuro¢, aseguró Riofisa en el folleto de salida a Bolsa de la compañía inmobiliaria. Riofisa empezó a cotizar el pasado 19 de julio a un precio de 18 euros por acción; el viernes pasado cerró a 43,16 euros por título, aunque cerró con una ligera caída.

En dicho folleto, la inmobiliaria presidida por Mario Losantos indica que el 30 de marzo de 2006 firmó un acuerdo con Sniace en virtud del cual ostentaría los derechos de promoción sobre dicho suelo. Según ese acuerdo, sólo el 15% del suelo de Torrelavega adquirido se destinaría a inversión industrial. Y es este punto el que ha provocado la oposición total de los partidos políticos y sindicatos de Torrelavega.

En abril de 2006, el proyecto Samsara Cantabria era presentado en Torrelavega. La alcaldesa, Blanca Rosa Gómez (PSOE), lo aplaudió. Pero rectificó en noviembre del pasado año: tras escuchar las protestas de los sindicatos de Sniace que advirtieron que el proyecto suprimiría la inversión industrial, la alcaldesa manifestó públicamente entonces que ¢es voluntad del equipo de Gobierno no recalificar, ni perder, un solo metro de suelo industrial en elmunicipio¢. El resto de partidos apoyó la oposición al planteamiento urbanístico de Riofisa y Sniace.

¢El proyecto sigue enmarcha¢, dicen no obstante en Riofisa. ¢Se están ajustando las inversiones y hemos ampliado con Sniace el periodo para negociarlo más allá de junio de 2007¢, subrayan. En Sniace, a pesar de la oposición política, la impresión es la misma: el planteamiento urbanístico puede ser modificado y aprobado finalmente.

Pleno pendiente en el ayuntamiento para ratificar la negativa al proyecto

Luis Carlos Albalá, presidente del Partido Popular de Torrelavega, impulsó a finales del mes de noviembre del pasado año un pleno en el Ayuntamiento cántabro para que fuera ratificada la oposición de todos los partidos políticos representados en la región al proyecto inmobiliario de Riofisa y Sniace. Pero, cosas de la política, el pleno no fue aprobado por apuntarse un error de forma. Luis Carlos Albalá espera que esa oposición sea finalmente ratificada en el próximo pleno del Ayuntamiento de Torrelavega, previsto para el último viernes de este mes. ¢Hay aspectos del proyecto Samsara Cantabria que son positivos y necesarios para Torrelavega¢, dice el dirigente popular.

¢Pero la pérdida de tanto suelo industrial es una aberración para Torrelavega¢, añade. No obstante, ni a Luis Carlos Albalá ni a los representantes sindicales y, por supuesto, tampoco a Sniace y a Riofisa se les escapa que esta primavera se celebran elecciones municipales y que lo acordado en el pleno del Ayuntamiento puede ser papel mojado para el próximo gobierno de Torrelavega.