Objetivos

Más estadísticas y menos información de vivienda

En diciembre pasado se cumplieron dos años de la firma de tres convenios entre el Ministerio de Vivienda, la patronal de tasadoras Atasa, el Consejo del Notariado y el Colegio de Registradores.

Estos acuerdos tenían como objetivo la puesta en marcha de nuevas estadísticas de precios de inmuebles, suelo y número de compraventas que contribuyeran a arrojar más luz a un mercado caracterizado por gran cantidad de estudios que, sin embargo, a menudo ofrecían datos contradictorios.

Transcurrido este tiempo, el Departamento que dirigeMaría Antonia Trujillo ha cumplido con su compromiso y ha iniciado la publicación de las nuevas cifras. El problema, según los expertos, es que el aumento en el número de estudios no se ha traducido, como era deseable, en la obtención de más y mejor información sobre lo que realmente está pasando en el mercado.

¢En estos momentos es cuando son más necesarias las buenas estadísticas para poder conocer si está habiendo o no un aterrizaje ordenado del boom inmobiliario¢, subrayan en el servicio de estudios de un gran banco. En cuanto a la evolución de los precios, el Ministerio de Vivienda decretó en 2005 un cambio en el método de cálculo de la estadística, que, no obstante, sigue elaborando con los datos procedentes de las tasadoras.Muy polémica fue, entre otras, la decisión de no computar las tasaciones superiores a 1,05 millones de euros.

De hecho, todavía hoy hay analistas que sostienen que la desaceleración registrada por los precios (en el tercer trimestre de 2006 el repunte se situó por debajo del 10% por primera vez en cinco años) se debe fundamentalmente al cambio de base estadística, afirman desde la Universidad Pompeu Fabra.

Respecto a cuántas operaciones de compraventa se producen al año, los expertos consultados por este periódico se congratularon de que por fin pueda conocerse ese dato, aunque en ocasiones las dos fuentes que lo suministran, registradores y Gobierno, ofrezcan cifras aparentemente contradictorias o discrepantes. De hecho, según ha podido constatar este diario, el estudio elaborado por el Colegio de Registradores estima que el número de transacciones registradas hasta junio disminuyó un 5,81% en términos anuales y un 3,74% si se tienen en cuenta las cifras acumuladas del primer semestre.

Por contra, la estadística de actividad que publica Vivienda, elaborada a partir de los datos que ofrecen los notarios, señala que hasta junio de 2006 el número de compraventas creció un 8,7% sobre el primer semestre de 2005 al sumar 242.639 operaciones. Luego a la pregunta de si se están vendiendo más o menos casas que hace un año la respuesta será afirmativa o negativa, dependiendo de la fuente que se tome como referencia.

Consultados ambos colectivos para comprobar a qué podía deberse dicha discrepancia, los motivos tienen que ver con la diferencia temporal que transcurre desde que un notario da fe de una transacción, hasta que ésta se inscribe en el registro. ¢Además, existen muchas operaciones que sí se registran pero no pasan antes por el notario o viceversa, como son las herencias o las adjudicaciones en caso de divorcio¢, explican fuentes del Colegio de Registradores.

EEUUy Reino Unido, modelo a seguir

El equipo de María Antonia Trujillo se propuso desde el principio acometer una profunda reforma de todas las estadísticas relativas a este mercado. Anunció que con los datos de precios de los que también disponen registradores y notarios podría elaborarse un único indicador más ¢fiable y homogéneo¢ que el antiguo.

Finalmente, tuvo que abandonar esa idea, ya que los precios que figuran en las escrituras y los registros son sensiblemente diferentes a los que marcan las tasaciones.

Desde el ministerio, además, no ven con buenos ojos que una vez firmados los convenios con tasadores, notarios y registradores, empresas u organismos vinculados a estos colectivos siguieran haciendo públicos sus propios estudios. Tanto es así, que los registradores han dejado de difundir recientemente su estadística de precios, los notarios recuerdan que ellos se limitan a entregar los datos a Vivienda y sólo la tasadora Sociedad de Tasación, que no firmó el convenio, sigue difundiendo sus trabajos.

¢Es un grave error, ya que en EE UU y el Reino Unido se publican muchos estudios que miden lo mismo y no necesariamente ofrecen idénticos resultados y allí nadie cuestiona que estén mal hechos y, a cambio, los expertos obtienen mejor información¢, explica un economista experto en el sector hipotecario. Estas fuentes subrayan que además de corregir las imperfecciones de algunas de las estadísticas actuales, ¢sería deseable explotar toda la información de que dispone el registro, como conocer cuántas veces cambia de titular un inmueble para detectar así las ventas especulativas¢.