Expansión

Una rampa para lanzar la presencia española en China

Empresarios madrileños crean un parque industrial a orillas del Yang-Tsé.

Llenar un agujero mediante 1,3 millones de metros cuadrados de espacio empresarial. Ese es el objetivo del proyecto emprendido por un grupo de empresarios madrileños en la ciudad china de Ma§anshan. El agujero ficticio que pretenden ayudar a llenar es la todavía muy escasa presencia de empresas españolas en la mayor potencia emergente del planeta: China.

Parte de la solución es ese millón largo de metros cuadrados de suelo, destinados a facilitar la implantación de empresas españolas. Una tarea que pretenden lograr mediante la provisión de espacio para instalaciones y la oferta de servicios variados, que recorten las trabas naturales del idioma o la falta de conocimiento sobre tramitación de permisos, ayudas a la inversión o requerimientos de las autoridades locales. La responsable del nuevo parque es la firma Eurochina, que ha comprado la concesión del terreno y se encarga de su gestión. Los constructores de las naves serán empresarios locales, bajo la coordinación de DTZ.

Ma§anshan, una ciudad fundada en 1955 alrededor de fábricas de aceros a orillas del río Yang-Tsé, cuenta hoy con 1,2 millones de habitantes.

Los promotores aseguran que la presencia en esa ciudad puede ofrecer a las empresas acceso rápido a otros mercados chinos, sobre todo Shanghai, situada a 150 kilómetros y unida por el río y, desde el año que viene, por autopista y tren de alta velocidad. El vicealcalde de Ma§anshan, Jin Zhao, explica que en su zona industrial ya hay otros parques similares al que ahora se construye, centrados en otros países, aunque de momento no hay empresas españolas en la ciudad fluvial.

En el ámbito fiscal, las ventajas son evidentes: el tipo general del impuesto de sociedades es del 30%, pero las empresas extranjeras están exentas durante dos años y cuentan con una reducción del 50% en los seis siguientes. La intención inicial de Eurochina Investment es atraer a empresas madrileñas, aunque fuentes de la firma reconocen que, en último término, la iniciativa tiene también ¢vocación internacional¢.

El parque, diseñado para albergar unas 300 empresas ¦mdash;de capital español o mixto con empresas locales¦mdash;, se encuentra actualmente en fase de precomercialización. ¢A finales de enero queremos terminar el diseño conceptual genérico. Entonces tendremos planos detallados, alturas, ventilaciones...

Por supuesto, las instalaciones se adaptarán a los requerimientos particulares de las empresas¢, explica Pedro Ladrón de Guevara, presidente de DTZ. Esta empresa, que cuenta con 10.000 trabajadores en China, es la contratada por Eurochina para aprovechar su red comercializadora de este tipo de proyectos.

La inversión española en China durante este año alcanzará entre 100 y 110 millones, mientras las inversiones comprometidas ascendieron a 140 millones, según un estudio de la consultora Interchina. Aunque las cifras todavía son modestas, suponen un avance significativo respecto a los 60 millones invertidos el año pasado.