Intenciones

Ocean amenaza con forzar la entrada en concurso de Aifos

El grupo británico Ocean View ha amenazado a la inmobiliaria andaluza Aifos con instar su entrada en proceso concursal. Ocean View reclama a Aifos 8,5 millones de euros. Varios directivos de Aifos han sido encarcelados en el marco de la operación Malaya acusados de pagar cuatro millones a cambio de concesiones urbanísticas.

Aifos, a través de un portavoz, aseguró ayer que la compañía 'no corre el riesgo de caer en situación concursal'. Los directivos de la promotora andaluza, que factura anualmente más de 200 millones de euros, fueron detenidos el pasado año en el transcurso de la operación Malaya, en Marbella, y han surgido dudas sobre su viabilidad.

Estas dudas han ganado peso tras la amenaza pública de la británica Ocean View, que ha vendido promociones de Aifos, de instar al proceso concursal de Aifos. Ocean View reclama a Aifos el pago de 8,5 millones de euros por incumplir la edificación de algunas de las promociones que la empresa británica ya había vendido y que, sostiene, no habían sido construidas.

Ambas compañías llegaron a un acuerdo en junio pasado, poco antes de que los directivos de Aifos fueran encarcelados. En virtud de ese acuerdo, Aifos abonó en efectivo ese mismo día un millón de euros, y se comprometió a completar los pagos acordados a través de promociones inmobiliarias. Pero, según fuentes de Ocean View, Aifos no habría cumplido con los pagos y por lo tanto se han planteado la posibilidad de solicitar su suspensión de pagos.

Según fuentes conocedoras de las conversaciones mantenidas ayer entre representantes de ambas compañías, Aifos se habría comprometido, de nuevo, a pagar un millón de euros en efectivo, que tendría que haber sido recibido por Ocean View ayer a última hora de la tarde, y el resto en mensualidades de 800.000 euros.

Las mismas fuentes aseguran que en el momento que una de esas mensualidades no fuera satisfecha, se procedería a solicitar, por parte de Ocean View, la entrada de Aifos en situación concursal al no disponer de liquidez suficiente. La inmobiliaria andaluza destinó en sus cuentas del ejercicio 2005 (el último registrado) 8,2 millones de euros a posibles contenciosos legales, frente a sólo 96.000 euros previstos un año antes. Las cuentas de dicho ejercicio fueron presentadas en agosto de 2006, apenas un mes después de la entrada en prisión de los directivos de Aifos.

Una imagen polémica

El 29 de junio de 2006 se tomó esta fotografía en Madrid para ilustrar el acuerdo por el cual Ocean View retiraba su querella contra Aifos. En la imagen aparecen, de izquierda a derecha, John Canion, de Ocean View, que saluda a Ignacio Arsuaga, abogado de Aifos, en presencia de Javier Matas, representante de Ocean. A la promotora andaluza le urgía entonces cerrar el contencioso con Ocean: dos días antes había sido detenido el director comercial de Aifos, Francisco García Lebrón, en la Operación Malaya y apenas un mes después la cúpula directiva de la inmobiliaria era detenida acusada de realizar pagos a cambio de obras por cuatro millones de euros. A pesar de la fotografía, aseguran en Ocean View, desde entonces hasta hoy no se ha producido la totalidad del pago. Aifos mantiene que se está llevando a cabo.