Cumbre política

Los presidentes regionales exigen más dinero para inmigración

José Luis Rodríguez Zapatero salvó ayer como pudo la III Conferencia de Presidentes ante la obsesión del PP de convertirla a última hora en un foro donde debatir la política antiterrorista. Zapatero anunció un acuerdo con los homólogos regionales para crear una Conferencia Sectorial del Agua. Las autonomías reclamaron al Gobierno más recursos para solventar los desafíos que presenta la inmigración.

En los Presupuestos para este año, el Gobierno ha aumentado en casi un 10% los recursos destinados a los programas de integración de inmigrantes, hasta sumar un total de 250 millones. Los presidentes autonómicos más afectados por este problema, entre ellos los de Madrid, Cataluña, Andalucía y Canarias, consideraron claramente insuficientes estos recursos y exigieron al Ejecutivo la ampliación del fondo de atención a inmigrantes. La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, hizo ver que el futuro modelo de financiación autonómica debería tener en cuenta, sobre todo, el aumento de población inmigrante ya que las comunidades deben financiar al 100% los servicios ligados a la educación, la sanidad, el transporte y la vivienda mientras que de los ingresos solamente les llega el 33% del IRPF, el 35% del IVA y nada de las cotizaciones a la Seguridad Social.

El presidente andaluz, Manuel Chaves, pidió también al Gobierno que apoye con mayores medios las políticas de acogida e integración de los inmigrantes mediante la ampliación del Fondo destinado a este fin. Sólo en concepto de repatriaciones, un problema que afecta, sobre todo, a Canarias, entre 2004 y 2006 se gastaron 45 millones de euros. Asimismo, el presidente catalán, José Montilla, reclamó más dinero y propuso una dotación presupuestaria de carácter plurianual para garantizar un aumento permanente de recursos a las comunidades. Cataluña es la que alberga a mayor número de trabajadores extranjeros en términos absolutos, por encima del millón.

Tres conferencias sectoriales

El presidente del Gobierno se mostró permeable a estas exigencias y propuso a los presidentes autonómicos participar en una conferencia sectorial que sirva para trasladar con nitidez sus propuestas a los foros de la Unión Europea donde se debate de estas políticas. Finalmente, arrancó al menos un acuerdo para crear un foro similar, pero en materia de agua. Esta conferencia sectorial del agu servirá para encarar conjuntamente los problemas.

El Gobierno encaró ayer esta III Conferencia de Presidentes con dos dificultades iniciales. La primera, la firme intención del PP de introducir como fuera en el orden del día del debate la política antiterrorista. La segunda, que no había dinero que poner sobre la mesa, detalle éste que distrajo la atención de los participantes. A diferencia de lo ocurrido en la Conferencia celebrada a finales de 2005, en la que el Ejecutivo liberó cerca de 3.000 millones extras para financiar el gasto sanitario de las comunidades, en el encuentro de ayer no se disponía de margen para aflojar nuevos recursos para este año más allá de los ya comprometidos en los Presupuestos estatales.

A estas dificultades hubo que sumar el propio formato de la Conferencia, improvisado y sumido en el desorden.

Participación en política hidrológica

Sin llegar a alcanzar un acuerdo al respecto, el Gobierno se comprometió con las comunidades a institucionalizar un ámbito de discusión sobre la política hidrológica que merecerá la creación de una conferencia sectorial. El presidente se mostró dispuesto a mejorar las formas de participación de las regiones en la política general del agua manteniendo en cualquier caso el principio de unidad de cuenca. Este intento se canalizaría dando voz y voto a las comunidades en las distintas confederaciones hidrográficas en proporción al tramo de río que pase por su territorio. Fue imposible llegar más lejos teniendo en cuenta que la política del agua no despierta consenso en el propio PSOE ni dentro del PP.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, señaló que la región está discriminada porque sólo consume el 2,7% del agua cuando absorbe el 14% de población nacional.

400 millones para I+D+i hasta 2013

El presidente catalán, José Montilla, propone una dotación presupuestaria de carácter plurianual para garantizar un aumento permanente de recursos destinados a las políticas regionales de inmigración

Este año no habrá más dinero extra para la política estatal de investigación, desarrollo e innovación, pero el Gobierno se comprometió ayer a financiar con 400 millones el nuevo Fondo Euroingenio hasta el horizonte de 2013, con el fin de lograr una mayor presencia en este programa europeo.

Zapatero recordó a los presidentes autonómicos que los Presupuestos ya vigentes aumentan un 30% los recursos destinados a este menester en comparación con los del año pasado. En total, suman 6.477 millones. El presidente propuso a las comunidades otra conferencia sectorial para conseguir el establecimiento de objetivos comunes en el ámbito de la investigación y el impulso a la mejora de las infraestructuras prioritarias para el desarrollo de I+D+i.

El presidente catalán, José Montilla, defendió un tratamiento fiscal más favorable para las empresas que inviertan en I+D+i.