Medida cautelar

La CNMV suspende la actividad de la gestora de carteras Vetusta

La CNMV ha suspendido cautelarmente las actividades de la sociedad gestora de carteras Vetusta Wealth Managers, una sociedad que mueve un patrimonio de 35 millones de euros y tiene 41 clientes. La CNMV ha abierto expediente, pero no halla indicios de fraude.

La actividad de la sociedad gestora de carteras Vetusta Wealth Managers ha sido suspendida cautelarmente por la CNMV, que a finales del año pasado inició un expediente sancionador sobre esta sociedad por no cumplir los requisitos necesarios para sus operaciones. El expediente, de hecho, ha sido incoado como parte del procedimiento de revocación de autorización. La Comisión no halla, en todo caso, indicios de fraude. El trámite del expediente puede durar tres meses.

La decisión ha sido recurrida por la sociedad, domiciliada en la Calle Almagro de Madrid. Vetusta mueve 35 millones de euros en 41 carteras de clientes. Estas carteras se mantendrán paralizadas mientras dure la suspensión cautelar, y sólo se tramitarán las órdenes solicitadas expresamente por los clientes. La sociedad alega, asimismo, que no se ha producido ninguna reclamación por parte de clientes de Vetusta. La posible revocación de la autorización implicaría que Vetusta ha incurrido en una sanción muy grave. Ello podría suponer, además, una sanción de hasta 300.000 euros o el 5% de los fondos de la empresa.

Vetusta es una sociedad gestora de carteras de capital español cuya actividad se inició en 2004. Pero el año pasado comenzó la actividad de gestión de fondos de inversión, que desarrolla desde una sucursal en Irlanda. Los fondos están, por tanto, domiciliados allí, lo que les dota de mayor flexibilidad, y son comercializados en España.

La suspensión de actividades de la gestora de carteras no afecta, en ningún caso, a la gestión de estos productos. En total se trata de seis fondos con un patrimonio de 16 millones de euros, de estilo valor. Según la sociedad, han rentado un 20% en el caso del fondo de renta variable europea y el 30% el de renta variable española.

El equipo gestor de Vetusta, al frente del cuál está Guillermo Menéndez Escandón, fue escogido por el banco de inversión estadounidense Piper Jaffray para dirigir su oficina en Madrid, desde donde pretenden dar cobertura a todo el sur de Europa.

Fuentes de la entidad aseguran que el respaldo por parte de la dirección del banco es 'total' y que éste mantendrá sus planes de desarrollo del negocio en España, incluida la contratación de personal. La intención de la firma americana es especializarse en el seguimiento de empresas de mediana capitalización.