'Telecos'

Las pérdidas de Ya.com se multiplican por nueve con la compra de Albura

La compra de Albura ha disparado los ingresos de Ya.com, pero también las pérdidas. Las inversiones y el esfuerzo comercial para captar clientes de ADSL han hecho mella en los números rojos, que se multiplican por nueve y llegan a 78,4 millones, según las cuentas anuales de 2005 que la compañía acaba de registrar.

La filial de Deutsche Telekom en España estaba muy cerca de llegar a la rentabilidad. Después de entrar en el siglo con fuertes pérdidas, la gestión de la compañía alemana logró reducirlas ejercicio tras ejercicio, hasta registrar sólo 8,6 millones de euros de números rojos en 2004. Ya.com se convertía así en la operadora alternativa con menos déficit entre las grandes que compiten con Telefónica y se preparaba para ganar dinero por primera vez en su historia al año siguiente.

Sin embargo, en 2005 la compañía decidió dar un salto cualitativo. Compró Albura a Red Eléctrica, entró de lleno en el campo de las infraestructuras de acceso directo y despachó con un gesto toda posibilidad de llegar a beneficios a corto plazo. La filial de Deutsche Telekom cambió la rentabilidad por una red capaz de dar televisión con control de calidad de extremo a extremo siempre que se hiciera en ella una fuerte inversión en desarrollo tecnológico y para ampliar la cobertura. El resultado de la compra de Albura y de la consolidación de sus cifras en Ya.com acaba de conocerse, porque la compañía ha registrado ya las primeras cuentas tras la fusión, las de 2005. Y el paso atrás se cifra en varias decenas de millones de números rojos más. Ya.com ha multiplicado por nueve sus pérdidas. Son 78,4 millones, la cifra más alta desde su nacimiento.

Esta subida del déficit se produce a pesar de los buenos resultados operativos de la compañía. Los ingresos han alcanzado los 147,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 81,7%. Y gran parte procede de crecimiento orgánico. Albura aporta 40 millones a la cifra de negocios, según el informe de auditoría de la compañía de internet, así que el crecimiento de Ya.com sin esta adquisición hubiera rozado el 33%.

Amortizaciones e inversiones

La compra de Albura y la fusión con Ya.com ha distorsionado las cuentas por la suma de la deuda de la ex filial de Red Eléctrica, la amortización acelerada de los activos de la comprada y las inversiones que ha requerido su red. De hecho, los accionistas de Albura tuvieron que reducir 79 millones el capital para enjugar las pérdidas acumuladas en esta sociedad.

A la vez, la compra se ha producido en un momento de gran competencia en el mercado de ADSL, así que por una parte ha permitido a Ya.com lanzar ofertas más agresivas, pero también ha reforzado el gasto en marketing y publicidad.

Así lo demuestra el capítulo de costes de la compañía, que se han más que duplicado. El resultado ha sido una fuerte captación de clientes. En un año, la base de consumidores de Ya.com se ha elevado casi un 100%, al pasar de 145.000 usuarios en 2004 a los 280.000 con los que cerró 2005.

Lo que no ha cambiado es el apoyo de Deutsche Telekom a su filial española. Las pérdidas de su participada y las inversiones que ha realizado han requerido una nueva aportación de fondos desde Alemania y esta vez mayor que las anteriores. En julio, Ya.com realizó una ampliación de capital. Deutsche Telekom la suscribió completa y fue una inyección de 150 millones de euros.

BT reduce los números rojos

Las pérdidas que luce la cuenta de resultados de Ya.com no son exclusivas de esta compañía. Más bien son una constante en el sector de telecomunicaciones español, a no ser que se opere en telefonía móvil. Salvo las competidoras de Telefónica en el mercado celular, el resto de los rivales del ex monopolio acumula pérdidas desde el inicio de sus operaciones hasta el momento actual.

Una de ellas es BT España, que también acaba de registrar sus cuentas anuales del ejercicio fiscal que cerró en marzo de 2006. En su caso, sin embargo, las pérdidas se han reducido hasta los 26,8 millones. Es una caída del 27,3%, provocada principalmente por el crecimiento de los ingresos. La cifra de negocios de la filial de la británica BT se situó en 422 millones, un 26% más.

Pero donde hay pérdidas durante años también hay créditos fiscales y de esos disponen en cantidad BT y Ya.com. La primera tiene bases imponibles negativas pendientes de compensar por 450 millones y la segunda, por 200 millones.