Balance

El Ibex sube el 1% en la semana

El nuevo año comenzaba con serias incertidumbres entre los inversores. No sólo por la abultada subida del Ibex 35 en 2006, del 31,78%, que ponía en duda la posibilidad de obtener nuevos avances, sino por la gran novedad fiscal del nuevo año: la tributación de las plusvalías. Se temía que los inversores con ganancias de menos de un año de maduración tuvieran preparado un cargamento de títulos para venderlos en la primera sesión de 2007 y así entregar a Hacienda tan sólo el 18% de los beneficios. Nada más lejos de lo ocurrido en realidad. El Ibex ha empezado el ejercicio con fuerza, subiendo un 1% y convirtiéndose en el mejor índice de Europa en 2007.

Tras descansar el lunes, como la mayor parte de las Bolsas internacionales, el Ibex 35 finalizó la sesión del martes con un avance del 1,5%, que lo dejó a las puertas de un nuevo máximo histórico de cierre. El temido efecto enero, según los expertos, se compensó con la afluencia de grandes cantidades de dinero procedentes de los fondos de pensiones, que han logrado hacer una gran campaña de fin de año.

Después de una sesión con final tranquilo el miércoles, con una mínima subida del 0,07%, la primera veleidad bajista llegó el jueves, cuando el Ibex 35 llegó a caer un 1%. El desconcierto lo provocaron las actas de la reunión del 12 de diciembre de la Reserva Federal. Revelaron que la autoridad monetaria está preocupada por la ralentización económica, y volvían a dejar la puerta abierta a eventuales subidas de tipos si no se moderaban los precios.

Sin embargo, el poderío de Telefónica, que ha cerrado la semana con un alza del 4,16%, en línea con la fortaleza mostrada por todas las telecos europeas, rescató al Ibex 35 de la apatía. El selectivo esprintó en los últimos minutos y logró anotarse un 0,05% al cierre, a tan sólo cinco puntos de los máximos.

El viernes sí triunfaron las pérdidas. Las malas previsiones de Motorola fueron un escollo insoslayable para Wall Street, que ni siquiera reaccionó a los positivos datos de empleo correspondientes al mes de diciembre.

El precio del crudo, por su parte, contribuyó a relajar la situación. El Brent perdió en torno a un 10%, hasta los 54,8 dólares por barril. Este hecho ha sido el gran baluarte de Iberia, que se ha anotado un 4,35%. Eso sí, la mejor de la semana ha sido Mapfre, con un 14%. Mientras, los farolillos rojos han sido Red Eléctrica y Enagás, bajo la influencia de la incertidumbre regulatoria, y Acerinox.

El euro, a menos de 1,3 dólares

El euro intensificó el viernes la debilidad que ha mostrado en las primeras sesiones del año y perdió la cota de los 1,30 dólares por primera vez desde finales de noviembre. La causa fue la publicación de los datos de empleo de Estados Unidos en el mes de diciembre, que han alentado la posibilidad de una subida en los tipos de interés de la principal economía del mundo, para alivio de la cotización del dólar. Estados Unidos creó 167.000 puestos de trabajo en el mes de noviembre, por encima de los 100.000 que esperaba el consenso del mercado y por delante también del dato revisado de noviembre, que pasó de 132.000 a 154.000 empleos. Este avance en la creación de puestos de trabajo es síntoma de bonanza económica y anima la hipótesis de nuevas alzas de los tipos de interés en Estados Unidos. Esta tesis se añade a las últimas advertencias recogidas en las actas de la Reserva Federal, que se conocieron el pasado miércoles, y que recordaban las presiones inflacionistas de la economía estadounidense, capaces de provocar nuevos ascensos en el precio del dinero.

El BCE fijó el viernes un cambio oficial para el euro en 1,3084 dólares, tras un mínimo intradía en los 1,2982 dólares. La divisa europea cerró 2006 con un alza del 11,4%, aunque ha cedido el 1,5% en la primera semana del año.