Finanzas

Las pólizas de los seguros de coches bajarán en 2007

La guerra de precios que vive el ramo de los seguros de autos continuará en 2007 y mermará la rentabilidad de las compañías aseguradoras, que verán deteriorarse su ratio de siniestralidad, según un estudio de la consultora Tillinghast.

La feroz competencia que desde hace tres años ha abaratado las primas de los seguros para automóviles no tienen visos de remitir durante el año que comienza. Sin embargo, la reducción del número de accidentes por el carné por puntos compensará la reducción de tarifas.

El abaratamiento de las primas de autos ha sido progresivo en los últimos años: en 2004 crecieron por debajo de la inflación, en 2005 no subieron nada, y en 2006 cayeron un 2%, según las previsiones de la consultora.

La caída de precios es fiel reflejo de la competencia entre entidades. Aunque las pólizas antiguas se han mantenido en niveles similares a 2006, los seguros para coches recién matriculados y los que provienen de otras compañías han abaratado el volumen total de primas.

Un factor que puede contribuir a incrementar aún más la rivalidad en el sector es la pujanza del canal de bancaseguros. 'En 2006, algunas grandes entidades, como La Caixa, han potenciado la comercialización de seguros para coches y creemos que otras seguirán este camino', apunta José Moreno director general de Tillinghast. Según sus previsiones, en ocho años este canal puede representar el 30% de las nuevas primas emitidas en autos, frente al 3% actual.

Peor ratio de siniestralidad

Una de las consecuencias de la fuerte competencia en precios ha sido el deterioro de la ratio de siniestralidad, uno de los indicadores de referencia en el sector. æpermil;sta mide la proporción de las primas recaudadas que se dedica al pago de indemnizaciones por siniestros. Los expertos de Tillinghast vaticinan que el indicador puede empeorar a un ritmo de 3 puntos porcentuales al año, hasta superar el 90% en 2009, frente al 76% registrado en 2006.

Otro factor de preocupación para el ramo de los seguros de automóviles vendrá de la caída de las matriculaciones. Desde que en 2005 se marcara una cifra récord, el ritmo de matriculaciones ha caído y se espera que las cifras definitivas de 2006 muestren un descenso de entre el 2% y el 3%.

A pesar de los malos augurios que se ciernen sobre el sector, no todo son noticias negativas. La entrada en vigor del carné por puntos en 2006 ha contribuido a reducir los accidentes de tráfico en más de un 10%, todo un alivio para las aseguradoras. 'Esperamos que en nuestro mercado ocurra como en Francia', señala Francisco Gómez Alvado, consultor de Tillinghast para el ramo de automóviles. 'Allí los efectos del carné por puntos han beneficiado se han apreciado durante varios años'.

Incertidumbre por el cambio de baremo

Los expertos de Tillinghast han detectado 'cierta inquietud' entre los responsables del ramo de seguros de automóviles ante la revisión del baremo que fija las indemnizaciones por daños personales, que realizará la DGS durante el 2007. Este cambio regulatorio, junto con la entrada en vigor de una directiva comunitaria que obligará a las compañías a aumentar la cobertura del seguro obligatorio podrían deteriorar sus ratios de siniestralidad.