Denuncia

Demanda contra Rank y los semínolas por la venta de Hard Rock Cafe

La tribu de los indios semínolas de Florida, que acordó el pasado mes de diciembre la compra de la cadena Hard Rock por 725 millones de euros, y la multinacional Rank Group, vendedora de la cadena, han sido demandadas por supuesto pacto colusorio por Cordish, que intentaba hacerse con los restaurantes.

Según Cordish, los semínolas conspiraron con Rank para hacerse con la cadena a bajo precio. La demanda, que se presentó el pasado día 29, pretende recuperar y multiplicar por tres los gastos en que incurrió Cordish para pujar por la cadena.

Cordish es una filial de Power Plant Entertainment, empresa que en 2004 construyó los dos hoteles Hard Rock y sus casinos en Florida. Estos establecimientos son propiedad de los semínolas y están operados por ellos. La tribu y Power Plant están en litigio por esa operación, con los semínolas acusando a Power Plant de mantener una participación ilegal en los casinos.

La demanda del 29 de diciembre dice que Power Plant y su banco de negocios, Goldman Sachs, intentaron realizar una oferta por Hard Rock y que les fue denegada la documentación por parte de Marrill Lynch, que actuaba como asesor de Rank.

Los portavoces oficiales de los semínolas declinaron ayer hacer cualquier comentario porque todavía no habían estudiado la demanda. Fuentes de Rank Group no se pronunciaron sobre el litigio.

Los accionistas de Rank están convocados a una junta general extraordinaria de accionistas el próximo lunes para decidir si aceptan o no el acuerdo de venta alcanzado con los semínolas.

La tribu de Florida tiene en la gestión de casinos su principal fuente de ingresos. El año pasado, la cifra de negocio de los indios americanos fue de 22.000 millones de dólares.