Francia

Pinault estudia lanzar una contraoferta por Suez

François Pinault, el alma de la casa Gucci, ha irrumpido en el sector energético europeo. El magnate estudia una posible oferta por Suez, cuya fusión con Gaz de France vive un momento de incertidumbre.

El sector energético europeo ha vuelto a verse sacudido. Artemis, holding de François Pinault, dijo ayer a la autoridad bursátil gala que no ha tomado ninguna decisión sobre una posible opa sobre Suez, si bien insistió en que 'todas las opciones están abiertas'. Pinault, que ocupa el puesto 74 en la lista de Forbes de los hombres más ricos del mundo, seguiría la estela de otras fortunas europeas que han entrado en el sector energético y han ayudado a blindar empresas. En España hay ejemplos como los protagonizados por los Entrecanales o los March.

En los mercados se rumorea que la oferta rondaría los 70.000 millones de euros (la capitalización bursátil de Suez es de 51.000 millones). Algunos medios han comentado que Pinault contaría con el apoyo de Jacques Chirac. El dueño de Gucci es considerado como una de las figuras financieras más cercanas al presidente de la República francesa. Aunque, el pasado fin de semana, el Gabinete de Chirac desmintió que el mandatario hubiese mantenido algún tipo de contacto con Pinault para negociar la opa sobre Suez.

Chirac apoyó la fusión entre Suez y Gaz de France (GdF), operación que tenía como objetivo hacer frente a una posible opa hostil por parte de la italiana Enel. No obstante, la integración entre GdF y Suez, que diluiría la participación del estado galo del 80% de la primera al 34% de la sociedad resultante, quedó paralizada en noviembre por el Consejo Constitucional de Francia. El organismo determinó que la fusión, que ha contado con el rechazo del Partido Socialista y de los sindicatos, debería retrasarse hasta julio de este año cuando el sector se abra a la competencia.

La oferta de Pinault por Suez podría rondar los 70.000 millones de euros

Ahora Pinault podría aprovecharse de esta situación. Stéphane Lacaze, analista de la casa francesa de bolsa Oddo Securities, señaló en un informe que el magnate tiene la opción de vender activos de Suez a otros grupos galos para financiar la compra. Así, podría vender el negocio energético de Suez en Francia a GdF por cerca de 54.000 millones de euros. Y la gasista no tiene deuda.

A su vez, Veolia podría comprar parte de los activos energéticos de Suez en el extranjero, por los que pagaría 6.400 millones. Veolia también podría comprar parte de la filial de medio ambiente de Suez, valorada en 10.000 millones, negocio por el que se han interesado grupos privados de inversión galos como Eurazeo y Wendel Investissement. Otra de las firmas afectadas sería Agbar, en la que Suez es socia de La Caixa a través del holding Hisusa. Lacaze cree que una disminución de la participación de Suez facilitaría una posible opa sobre Agbar.

Presencia del sector financiero galo

La posible opa de Pinault sobre Suez parece contar con el respaldo de las bolsas. Sus acciones subieron ayer un 1,71%, por encima del 1,37% del CAC 40. Las acciones de Pinault-Printemps-Redoute (PPR), de la que Artemis tiene un 42%, se revalorizaron un 1,15%. Por el contrario, los títulos de Veolia se dejaron un 4%.

Lo cierto es que el magnate, que controla firmas como Gucci, Balenciaga, Stella McCartney y la Fnac, contaría con el apoyo de buena parte del sector financiero francés para seguir adelante. Así, en el consejo de PPR están presentes Baudouin Prot, consejero delegado de BNP Paribas y presidente de la Federación Francesa de Banca (y consejero de Veolia); Pierre Bellon, presidente y consejero delegado de Sodexho Alliance; René Barbiere de la Serre, presidente del consejo de la Edmond de Rothschild Private Equity Partners y consejero de firmas como Sanofi Aventis, Schneider Electric y Euronext; Philippe Lagayette, consejero delegado de la filial francesa de JPMorgan; y Jean-Philippe Thierry, presidente de AGF.

En cualquier caso, algunos medios señalan que Pinault ya ha recibido créditos de los bancos por 18.000 millones de euros.