Cambios

El móvil apurará el plazo de dos meses para quitar el redondeo

Las operadoras de móvil ya han comenzado a diseñar los cambios en sus tarifas que obliga la ley antirredondeo, pero se trata de un proceso complejo con numerosos sistemas implicados. Las compañías tienen un periodo transitorio de dos meses y coinciden en que van a necesitarlo.

La recién aprobada Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios -también conocida como la ley antirredondeo- no ha sido tan generosa con la telefonía móvil como los aparcamientos. Ambos tienen un plazo extra para adaptarse a la norma, a pesar de que entró en vigor el último día del año recién terminado, pero el de las operadoras celulares es más reducido que el de los parkings.

Según la disposición transitoria primera de la ley, todo contrato afectado por la nueva regulación tiene dos meses para adaptarse antes de convertirse en nulo. Y eso da exactamente hasta el 28 de febrero próximo para que las seis compañías de telefonía móvil que operan en España en estos momentos cambien su estructura tarifaria y comiencen a cobrar por segundos desde el primer instante todas las comunicaciones y no sólo algunas, como sucede ahora.

Las operadoras ya han comenzado a estudiar y diseñar los cambios que implica la ley, pero la transición no será rápida, por lo menos para las tres grandes compañías, Movistar, Vodafone y Orange. Estas empresas suman más de 46 millones de clientes, con unos sistemas de facturación muy complejos que deben modificarse por completo. Además, las tres firmas coinciden en que son varios los departamentos afectados y que el proceso no termina cuando se defina el nuevo modelo tarifario. En ese momento, entrará en juego el departamento de marketing, puesto que las empresas tendrán que buscar la forma de diferenciarse unas de otras con campañas de publicidad.

Las tres compañías tienen claro que cumplirán el plazo que da la ley, pero consideran que no sobrará mucho tiempo, sino que más bien andará justo. La nueva tarificación, por tanto, verá la luz muy cerca del mes de marzo.

Las tres operadoras recién llegadas al mercado español, Yoigo, Carrefour Móvil y Happy Móvil lo tienen más fácil. Sus sistemas de tarificación están recién implantados, los cambios son más sencillos y el parque de clientes, muy inferior. Por ello, la introducción de los nuevos precios dependerá en su caso de elegir el momento que consideren más oportuno.

Tres recién llegadas con un sistema ya caduco

No llama la atención el hecho de que las tres operadoras de móvil que han actuado durante años en el mercado tengan los mismos sistemas de facturación -por minutos o por medios minutos en lugar de por segundos-. Sin embargo, sí resulta curioso que las tres compañías recién llegadas a la competición adopten la misma fórmula cuando el anteproyecto de ley ya era un hecho y se sabía que el redondeo tenía los días contados. 'No se conocían exactamente los términos de la nueva ley ni cuando entraría en vigor', explican desde Yoigo, así que se optó por diseñar un modelo 'parecido al que los clientes ya estaban acostumbrados' con el objetivo de 'no confundir al mercado'. Ahora, Yoigo, al igual que Carrefour Móvil y Happy Móvil tendrá que cambiar su modelo muy poco después de implantarlo.