Encarecimiento

El precio de las casas sube ya menos del 10% anual en las capitales

El precio medio de las viviendas nuevas en capitales de provincia se incrementó un 9,8% en 2006, lo que supone que el valor de las casas crece por debajo del 10% por primera vez en cinco años, según los datos de Sociedad de Tasación. Sin embargo, en el resto de las ciudades (las que no son capitales de provincia) la vivienda nueva subió un 12,3%. Una casa nueva de 100 metros cuadrados ya cuesta 276.300 euros.

Al tiempo que surgen a diario casos de corrupción urbanística por toda España, los datos estadísticos siguen confirmando que los precios de la vivienda vuelven a desacelerarse.

Sociedad de Tasación ofreció ayer el primer balance anual sobre precios inmobiliarios de todo 2006, y los resultados constatan que el pasado año las viviendas nuevas en las capitales de provincia se encarecieron un 9,8%, por debajo de la barrera del 10% por primera vez en los últimos cinco años. Si bien se trata de un leve freno, ya que el pasado año los precios se incrementaron un 10,1%.

Otra de las cifras que respalda esta desaceleración es que los precios de estas viviendas aumentaron un 6,5% en el primer semestre de 2006 y sólo un 3,3% en la segunda mitad del año. Este último dato se acerca a las previsiones de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, quien recientemente se mostró confiada en que el precio de las casas crecerá como el IPC en 2007.

En cualquier caso, el precio medio del metro cuadrado construido se sitúa en el conjunto de las capitales en 2.763 euros, lo que supone que una vivienda de 100 metros cuadrados cuesta ya 276.300 euros (unos 46 millones de las antiguas pesetas).

Sin embargo, según este informe, el encarecimiento de la vivienda fue mayor en las grandes ciudades no capitales de provincia, donde los precios crecieron un 12,3% el pasado año, aunque su coste medio es inferior (2.066 euros de media por metro cuadrado). El mayor incremento de los precios se registró en las poblaciones de menos de 25.000 habitantes, donde el valor de los inmuebles se encareció un 14,2%. Si bien en estas localidades el precio medio del metro cuadrado es de 1.819 euros, un 52% inferior a la media nacional.

Dicho todo esto, se pone de manifiesto que el mercado español sigue muy fragmentado y el comportamiento de los precios no obedece siempre a una misma lógica. Un ejemplo de ello es que tomando como referencia los municipios de más de 50.000 habitantes de las provincias de Madrid y Barcelona (cuyos precios por metro cuadrado son similares), se observa que las localidades madrileñas experimentan una mayor desaceleración. De hecho, en la mayoría de ellas el coste de los pisos crece por debajo de la media nacional, mientras que en los municipios barceloneses sube muy por encima de la media española.

A la vista de estos datos y considerando que los analistas que esperan una leve desaceleración de la economía en 2007, Sociedad de Tasación, advierte que 'la renta real de las familias para la adquisición de vivienda podría disminuir si se frena el crecimiento económico y aumenta la inflación'. Además, el esfuerzo de los hogares será mayor por los altos precios que ya tienen las viviendas y por el incremento de los tipos de interés, que ya han disparado el euribor por encima del 4%. Por todos estos motivos, el informe prevé que 'la velocidad de las ventas y el incremento de los precios tenderán a ralentizarse' y añade que esto se producirá 'tanto en las primeras residencias como en las segundas residencias y turísticas'.

Barcelona es más cara que Madrid

Barcelona es la capital más cara de España para comprar una vivienda, según el balance de 2006 de Sociedad de Tasación. El metro cuadrado construido en la Ciudad Condal cuesta 4.192 euros, 322 euros más que la segunda ciudad más cara, que es Madrid, donde el metro cuadrado se paga a una media de 3.870 euros.

Pero las diferencias no paran ahí, porque mientras que el precio de las viviendas madrileñas creció un 6,6% el pasado año, el de los pisos barceloneses subió el doble (13,3%). Pero Madrid alberga el barrio más caro de España: el distrito de Salamanca, donde el metro cuadrado cuesta 6.266 euros, tras incrementarse un 22,1% el pasado año. Este distrito no fue, sin embargo, el que registró un mayor aumento de los precios, sino que fue el madrileño de Chamartín, con una subida del 25,8% en 2006.

Así, Madrid acoge también las mayores diferencias de precios, ya que van desde los 2.899 euros el metro cuadrado de Vallecas al citado barrio Salamanca; mientras que en Barcelona oscila entre los 3.709 euros el metro cuadrado de Sant Andreu a los 5.771 euros de Sarria-Sant Gervasi.