Alianza

BME, abocada a formar parte de un gran grupo bursátil europeo

El proceso de integración de las Bolsas se acelera. El lunes los accionistas de Euronext aprobaron la fusión con la Bolsa de Nueva York y ayer le tocó el turno a los propietarios de NYSE, que dieron el sí a la integración con un porcentaje del 99,7%.

Para los analistas este es el primer gran paso de la integración de los mercados. Pero es sólo el principio. La Bolsa de Londres lleva en el punto de mira desde hace mucho tiempo y es la pieza europea más deseada de los mercados estadounidenses. Nasdaq ha reconocido su interés en este mercado, y de hecho se ha convertido en su principal accionista. La Bolsa italiana también ha manifestado que está dispuesta a discutir una posible alianza, mientras que la alemana, que en su momento estuvo interesada en fusionarse con Euronext, parece haber puesto el punto de mira ahora en BME.

El holding español dio el salto al parqué en julio pasado y en el folleto de la OPV había una carta de intenciones por parte de la Deutsche Börse. 'El pasado 30 de mayo Deutsche Börse se dirigió mediante carta a BME manifestándole su interés en entablar un dialogo con el fin de explorar posibles vías para combinar respectivos negocios. Se trata de una iniciativa unilateral de Deutsche Börse, en la que la comisión ejecutiva de BME tuvo conocimiento el 15 de junio de 2006 y acordó que cualquier acción al respecto quedaría aplazada, en todo caso, para después de la salida a Bolsa (...)'. A los cinco meses de su estreno en el mercado los argumentos oficiales de la Bolsa apenas han variado: 'No hay ningún cambio; no hay ninguna conversación al respecto', señalaron ayer fuentes de BME.

El 99,7% de los analistas de NYSE dieron ayer el visto bueno a la fusión con la plataforma europea Euronext

Las acciones no recuperan

Los títulos han estado en este tiempo por debajo del precio de la colocación, 31 euros, en parte porque no ha habido novedades al respecto. No obstante, en caso de alianza o opa los analistas estiman que los títulos llegarían a los 33 o 35 euros entre un 6,45% y 12,91% por encima del último cierre.

El mercado, sin embargo, espera que haya noticias en el medio plazo. 'BME no se puede quedar al margen porque hay una creciente amenaza. La nueva plataforma de negociación que crearán los siete grandes de inversión le puede restar negocio, y BME obtiene la mayor parte de los ingresos por los grandes valores', comenta David Pocino, de Banco Urquijo. Para él 'esto significa una amenaza 'lo suficientemente seria'.

Los analistas coinciden en que el futuro de BME pasa por una alianza con Deutsche Börse en el medio plazo. 'Se intentará vestir como una fusión pero claramente será una opa por parte de Deutsche Börse. Esto va rápido y no descartaría que pudiera suceder en 2007; no creo que el proceso se prolongue más allá de 2008', indica Pocino.

Los accionistas de BME tienen firmado un periodo de lock up, de no vender las acciones, en 180 días desde la OPV. Este termina a finales de enero, y los analistas de Ibersecurities esperan que a partir de entonces surjan nuevos rumores.

'BME tiene que afrontar las nuevas circunstancias. Creo que habrá un acercamiento amistoso; si no es así, le pueden quitar parte del negocio', dice Jordi Padilla, de Atlas Capital.

¿Coincidencia o premonición?

Para muchos expertos la integración entre la Deutsche Börse y BME es cuestión de tiempo, porque dicen que los primeros pasos ya se han materializado. Algunos emulan a cierto parecido entre los logotipos del holding de Bolsas español (ver ilustración) con el de Eurex, el mercado de derivados más importante del mundo, del que Deutsche Börse es propietario en un 50%. Otros recuerdan los recientes acuerdos a los que han llegado ambas instituciones. 'Los alemanes ya están en BME. Infobolsa da servicios a Alemania y Portugal desde hace cuatro años', revela Luis Benguerel, de Interbrokers. El 14 de noviembre de 2002, la sociedad rectora de la Bolsa de Madrid vendió el 45% de las acciones de Infobolsa a Deutsche Börse por 15 millones de euros. Esta sociedad adquirió además un 5% del capital social de Infobolsa mediante la suscripción de una ampliación de capital que tuvo lugar en esa misma fecha, por lo que actualmente es titular de un 50% del capital.

Independientemente de que se materialice o no la integración entre BME y Deutsche Börse, el analista dice que el valor de BME 'está muerto'. 'No sabes si es un proceso que va a ocurrir o no. Puede pasar como en Terra, que caiga y luego te ofrezcan un precio en la opa por debajo del de salida para después excluirla de Bolsa. No merece la pena tener el dinero parado ahí; hay oportunidades mejores', concluye.

Javier Barrio, de BPI, considera, sin embargo, que BME es una opción 'muy buena'. 'Da estabilidad a la cartera. No es sensible a que las Bolsas suban o bajen. Si recupera el precio de salida, volará', dice.