Crisis de Air Madrid

Las agencias devolverán los billetes comprados en los dos últimos meses

Las agencias de viajes españolas estarán en condiciones de devolver a partir de mañana el importe de los billetes de Air Madrid comprados a través de ellas en los meses de noviembre y diciembre, según ha anunciado hoy la Asociación Empresarial de Agencias De Viajes Españolas. Su presidente, José Manuel Maciñeiras, ha dicho hoy a ELPAIS.com que calcula que en torno al 50% de los vuelos adquiridos durante esos meses lo hicieron a través de intermediarias, por lo que estas personas podrán dirigirse desde mañana a los establecimientos para tramitar la devolución.

El resto, deberá seguir dirigiéndose directamente a Air Madrid. AEDAVE, asegura que ha presionado "insistentemente" a la IATA para lograr que bloqueara el dinero y ha asegurado que hará lo posible para interferir por los clientes que adquirieron su vuelo antes de noviembre. Maciñeiras también ha aprovechado para recordar que desde las asociaciones europeas "llevan mucho tiempo pidiendo a la Unión Europea que obligue a las aerolíneas a que establezcan un fondo de garantía para los clientes en casos como estos", un seguro que las agencias de viajes sí tienen.

La Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), sin embargo, ha negado hoy que el sector esté en posición de garantizar los reembolsos a partir de mañana de los billetes de avión contratados en el último mes.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV), Jesús Martínez Millán, ha puntualizado esta tarde que aunque las agencias de viajes ya están tramitando los reembolsos, la IATA todavía tiene que "permitir" las devoluciones y establecer los procedimientos para que el abono se lleve a cabo. Esta tarde las organizaciones del sector se reunirán en Madrid con la IATA para alcanzar una "solución final".

Martínez Millán recordó hay distintos casos. Los pasajeros que hayan comprado antes del 31 de octubre -el dinero de sus billetes está en manos de Air Madrid-; los que hayan comprado en el mes de noviembre -el dinero está congelado en una cuenta de la IATA- y los que hayan comprado en el mes de diciembre. En este último caso, el dinero está todavía en las cuentas de las agencias de viajes que, "si la IATA no lo reclama", podrán proceder a su devolución o "a otra solución".

El plan de los trabajadores

Por otro lado, continúa la batalla de los trabajadores para intentar reflotar la compañía. Un grupo de trabajadores de la compañía Air Madrid, encabezado por el actual gerente de la empresa, Pablo Morera, están dispuestos a hacerse cargo de la compañía para que ésta vuelva a volar el jueves o el viernes próximo a más tardar. Para lograrlo, Morera presentará hoy un plan de viabilidad al Ministerio de Fomento con el objetivo de que Aviación Civil les devuelva la licencia de vuelo. La solución que plantean consiste en que el único accionista de la aerolínea, el hotelero José Luis Carrillo, ceda la propiedad a los empleados y un grupo gestor se haga cargo de reflotar la compañía. Morera asegura que Carrillo está de acuerdo con el plan, aunque éste no ha hecho pública aún su opinión. Por otro lado, el sindicato de los pilotos, el SEPLA, ha convocado a sus afiliados en la compañía a una reunión de urgencia para abordar su situación laboral. Y la compañía ha hecho lo propio con todos los trabajadores.

Morera cree que un equipo gestor podría eliminar todos los problemas que han llevado a la suspensión de la licencia a la compañía, de modo que puedan recuperarla en el menor tiempo posible para que los aviones de Air Madrid puedan volver a volar al menos hasta terminar la denominada campaña de invierno, que finaliza el 15 de enero. "Cada hora que pasa es crucial, porque la situación se vuelve más irreversible. Una aerolínea que no vuela, está condenada a morir", explicó ayer. Morera también quiere pactar con los proveedores para que aplacen el cobro de sus servicios; "que nos den un plazo de moratoria a los pagos para poder iniciar esos vuelos".

Después de solucionar lo más urgente, los vuelos que los pasajeros tienen contratados, los trabajadores de Air Madrid confían en encontrar la fórmula que permita a la compañía seguir subsistiendo con la posible entrada de capital en la misma. Pues, según Morera, aunque los empleados pretenden que el presidente les ceda por el momento la propiedad de la compañía para "contribuir a solucionar la situación", "eso no quiere decir que pretendamos que sea una cesión gratuíta al 100%, ni es nuestro objetivo ser dueños de la empresa", ha dicho. Una vez conseguido el capital, se abonará a los actuales dueños de la empresa la cantidad correspondiente a sus acciones o se permitirá la entrada de capital externo. Sobre el interés de otros empresarios por la aerolínea, Morera afirmó ayer que "no conoce nada oficialmente", si bien ha oído los rumores de que, por el ejemplo, el grupo Marsans ha mostrado su disposición favorable.