Seguros

Mapfre se alía con Cattolica para entrar en Italia

Mapfre mira a Europa. El grupo alcanzó ayer un acuerdo con Cattolica di Assicurazioni para comenzar a operar en el ramo de autos en Italia. Este movimiento supondrá una inversión de 473 millones para la compañía española.

La primera aseguradora española materializa sus deseos de diversificar. El grupo que preside José Manuel Martínez comenzará a operar en el mercado de autos italiano a través de una alianza con Cattolica di Assicurazioni el año que viene.

Las dos compañías han acordado crear una nueva sociedad, Mapfre Cattolica Auto, a partir de la fusión de Duomo Assicurazioni y Unione Assicurazioni, dos filiales del grupo transalpino. La firma española desembolsará 473 millones para hacerse con una participación del 50% de la compañía resultante. Su socio italiano controlará la otra mitad del accionariado.

Mapfre Cattolica Auto dispondrá de un volumen de negocio inicial superior a los mil millones de euros y ocupará la quinta plaza en la clasificación de su ramo en Italia. La sociedad contará con un patrimonio de 400 millones de euros.

MAPFRE 1,77 0,97%

Aspectos claves

Las partes esperan materializar la operación, que todavía está pendiente de obtener la aprobación de las autoridades correspondientes, en el transcurso del año que viene. La aseguradora italiana reconocía ayer en un comunicado que espera suscribir con Mapfre el acuerdo marco que precise los términos exactos de la alianza antes del 15 de febrero.

Pero los aspectos claves del acuerdo ya han sido definidos. Mapfre y Cattolica compartirán la gestión de la empresa. La firma italiana designará al presidente de la nueva Mapfre Cattolica Auto, y el grupo español hará lo propio con el vicepresidente.

El nombramiento del consejero delegado corresponderá, durante los primeros tres años, a Cattolica. La persona elegida deberá contar con el visto bueno de Mapfre. Ezio Paolo Reggia, actual primer ejecutivo de Cattolica, ostentará este cargo. La aseguradora española escogerá al director general.

El acuerdo marco tendrá una duración inicial de cinco años. Según señala la firma italiana, en caso de falta de sintonía transcurrido este periodo, 'está previsto un mecanismo de salida a través de opciones put y call a condiciones de mercado'.

Mapfre Cattolica Auto tendrá a su disposición las 1.400 sucursales de Cattolica para comercializar sus productos. No podrá aprovechar, en cambio, los acuerdos de bancaseguros de la aseguradora. El grupo italiano se reserva el control de este canal de distribución. La sociedad conjunta controlará, por su parte, un 51% de Dica, la entidad especializada en atención telefónica de Cattolica, así como un 49% de la filial de servicios informáticos del grupo.

La operación ha contado con el asesoramiento financiero de Mediobanca y el apoyo jurídico del despacho Chiomenti Studio Legale, por la parte italiana.

Mapfre Cattolica Auto contribuirá cada año con una cuota no inferior al 2% de sus beneficios netos a financiar la Fundazione Cattolica Assicurazioni. Estas aportaciones recibirán la denominación Fondo Mapfre Cattolica y serán destinados a iniciativas sociales determinadas por común acuerdo.

Una relación empresarial que se inició hace 20 años

La relación entre Mapfre y Cattolica se remonta 20 años atrás. El primer grupo asegurador español controla un 3% del capital de su socio italiano. Con el nuevo acuerdo, Mapfre desea sacar partido a la baja penetración de los seguros de no vida en Italia. Estos apenas representan un 2,6% del PIB frente a la media europea del 3,5%.

Cattolica, por su parte, reconoce su deseo de aprovechar la experiencia de su socio, líder en autos en España. La firma italiana, que se encuentra inmersa en pleno proceso de reestructuración estratégica, ha señalado que mantendrá plena independencia en la gestión del resto de sus negocios de daños y vida, así como de la filial TUA Assicurazioni y de los servicios financieros.

El objetivo del grupo transalpino es afianzar su posición como compañía especializada en dar servicio a pymes y particulares. La aseguradora cerró el ejercicio de 2005 con unos beneficios de 139 millones de euros y un volumen de primas de 5.188 millones de euros.