Construcción

El nuevo centro de Afer en Vizcaya creará 3.600 empleos

La constructora vasca Afer instalará en Alonsótegui (Vizcaya) un complejo empresarial dedicado a la producción de casas prefabricadas que generará 3.600 empleos, 1.100 de ellos directos. Afer, con sede en Ortuella (Vizcaya) y con 2.000 trabajadores, no es tan conocido como otros grupos del sector de la construcción, pero en la última década ha tenido una importante evolución, paralela a la registrada por la construcción de viviendas en España.

El futuro complejo de Alonsótegui fabricará módulos completos para casas prefabricadas. Estos elementos pueden luego transportarse por camión hasta el emplazamiento de la vivienda, para su posterior ensamblaje sobre el terreno. Precisamente las actividades logísticas de este proceso generarán una importante carga de trabajo la sector nacional del transporte. Afer ya cuenta con un centro similar.

Otro centro en Aragón

Afer, que está presidida por Jabyer Fernández, instalará otro complejo dedicado a la producción de casas prefabricadas en Aragón, en concreto en la localidad de Magallón. La tierra maña se ha convertido en un mercado muy atractivo para los constructores por la celebración de una Exposición Universal dentro de dos años (Expo 2008).

Con el sistema de Afer, el grupo puede acometer la construcción de urbanizaciones completas, muy populares en el Mediterráneo pero que van ganando terreno en la zona noroeste de España.

Según los analistas, la producción del complejo de casas prefabricadas de Alonsótegui también puede optar al mercado de viviendas de protección oficial (VPO). Ayer, el Gobierno vasco anunció un plan de choque para solucionar el problema de la vivienda en San Sebastián y acometer la construcción de 4.000 casas de este tipo.