Lealtad, 1

2007, el año que subirá el PER

La expresión PER tiene la particularidad de que, correspondiendo a las siglas en inglés de Price Earnings Ratio, es decir, ratio de beneficios sobre precio, en inglés no se dice PER, sino P/E o PE, no se sabe si por ser más papista que el papa o porque en castellano decir 'el PE de Telefónica está bajo' parece una cacofonía.

En todo caso, el PER, o PE, o como se quiera llamar, no es demasiado alto, y es uno de los principales aliados con los que cuenta el inversor a la hora de hacer sus previsiones para 2007. El mercado español es una excepción, en la medida en que la bacanal de opas ha llevado las valoraciones por encima de las que se estilan en la zona euro. Pero, en un contexto más amplio, el PER está en línea o ligeramente por encima de la media histórica. Y ya se sabe que, en condiciones normales, a lo largo del ciclo alcista el PER supera la media histórica antes de empezar a retroceder.

Esta argumentación no tiene en apariencia ningún punto débil. Ahora, de ahí no se desprende necesariamente que la Bolsa vaya a subir en 2007. Porque el PER es un quebrado, con numerador y denominador. Si sube puede ser porque el numerador sea más alto o el denominador más bajo. O por ambas cosas a la vez.

Tal y como comenta Merrill Lynch en su informe de estrategia para 2007, 'el PER normalmente se expande cuando bajan las expectativas de inflación y los tipos de interés, tendencias que coinciden con desaceleraciones del crecimiento de los beneficios o de la economía. Los beneficios de las empresas cíclicas de peor calidad caen y sus PER suben porque la E el denominador de P/E baja. Por otra parte, en las empresas de más calidad y más estables en beneficio sube la P de precio, porque los inversores se sienten más atraídos'.

De forma paralela, la entidad predice alzas en la volatilidad. Y todos los caminos conducen al mismo punto: 2007 va a ser un año que va a exigir más destreza por parte de los inversores. Para ser capaces de seleccionar esos v valores de calidad donde el PER sube porque sube el precio y para evitar los activos con mayor volatilidad, pues es en éstos donde se van a concentrar los bandazos del mercado. Será un año más complicado, pero la agudeza será recompensada.