Previsiones

La actividad crecerá un 3,5% el año que viene, según Caixa Catalunya

Las expectativas de crecimiento de la economía española mejoran respecto a anteriores cálculos. El servicio de estudios de Caixa Catalunya presentó ayer sus previsiones para 2007, que mejoran los augurios realizados hace seis meses. En ellas se contempla un crecimiento del producto interior bruto del 3,5%. El consumo privado moderará levemente su avance (3,3% en términos reales, tres décimas menos que en 2006). El alza del consumo público caería en la misma medida, para quedar en el 3,9%.

Según Caixa Catalunya, el dinamismo de la inversión productiva se traducirá en una subida del 6% (cuatro décimas menos), mientras que la construcción crecería un 4,8% (1,1 puntos por debajo que este año). Con estas cifras, la demanda nacional reduciría levemente su aportación al PIB, pasando de 4,9 puntos en 2006 a 4,7 el año que viene. En compensación, el sector exterior detraería nueve décimas al crecimiento, frente a 1,1 puntos en el año en curso. Tanto las importaciones como las exportaciones crecerán en el entorno del 5% en términos reales.

La entidad financiera considera que la creación de empleo se mantendrá pujante en 2007, con la incorporación de 750.000 nuevos ocupados (30.000 menos que este año). Según los datos de Caixa Catalunya, el 58% de ellos son inmigrantes, un colectivo que está contribuyendo 'de forma decisiva' a la extensión del periodo de crecimiento de la economía española. Uno de cada dos nuevos hogares creados está formado por inmigrantes.