Innovación

Sólo una de cada cuatro empresas de más de diez trabajadores innova

Tan sólo el 27% de las empresas españolas fueron innovadoras de producto o proceso en el periodo 2003-2005, según los datos del INE. Además, el conjunto de estas empresas dedicó el 0,83% de su cifra de negocio a estas actividades en 2005. La inversión en innovación tecnológica de la empresa española sumó 13.636 millones.

El sector empresarial en España sigue bastante lejos de las cifras deseables en la inversión en I+D+i. Si la semana pasada el INE publicaba que el gasto en investigación y desarrollo había alcanzado el 1,13% del PIB en 2005, aún lejos de los socios europeos y de los objetivos marcados por el Ejecutivo (el 66% del gasto debe ser asumido por el sector privado), la situación se ha repetido siete días después con la innovación, ya que tan sólo un 27% de las empresas en España son innovadoras y apenas destinan una media del 0,83% de su cifra de negocio, según lo desvelado ayer por el INE.

Para Juan Mulet, director general de la Fundación Cotec, esta cifra es un reflejo del patrón de crecimiento de la economía española. 'Las empresas de construcción y servicios, que son las que más han contribuido al crecimiento económico, son las que menos dinero destinan de media a actividades innovadoras, con una aportación del 0,23% y del 0,62% de su cifra de negocio', apuntó.

El estudio se ha realizado sobre una muestra de 172.542 empresas que, según Fernando Cortina, subdirector general de Estadísticas del INE, corresponde al conjunto de empresas que tienen más de 10 trabajadores y que están registradas en las distintas actividades económicas estudiadas, de las que se han excluido algunos sectores como el agrícola. De las empresas estudiadas, 47.542 invirtieron dinero en actividades innovadoras (entendidas como inversiones en conocimiento tecnológico y científico de la que se pretende obtener un valor añadido), lo que supone que tan sólo una de cada cuatro empresas españolas gasta dinero en innovación.

A esta pobre cifra se le une el hecho de que el conjunto de estas empresas tan sólo destina a estas actividades una media del 0,83% de su cifra de negocio, un porcentaje que ha permanecido inamovible en los últimos cinco años y que supone prácticamente la mitad que los países de la zona euro. Según los datos del último barómetro del Eurostat, correspondiente al 2005, las empresas españolas destinaron un 1,04% de su cifra de negocio a innovación, frente a las inversiones de socios de la Unión Monetaria, como Bélgica (2,65%), Portugal (2,62%) Francia (2,53%), Finlandia y Alemania (2,50%). La diferencia entre la estadística del INE y Eurostat radica, según Mulet, radica en la distinta metodología.

Las empresas españolas también salen mal paradas en la comparación del montante global dedicado a innovación. Según datos de Eurostat, de 2004, España ocupó la sexta posición en gasto, con 12.490 millones de euros, por encima de la media de la UE ampliada (10.173 millones), aunque lejos de Alemania, Francia, Italia, que en ese año multiplicaron, por dos, cuatro y ocho el gasto español.

El INE desveló ayer que en 2005, la cifra española había subido a 13.636 millones.

Automóvil, química y farmacia, las más activas

Las dos conclusiones del estudio del INE es que la industria protagoniza la inversión en innovación, con un 56% del gasto, mientras que Madrid y Cataluña son las autonomías en la que más dinero invierten las empresas, con un 53,5% sobre el total.

En el caso de la industria, el sector económico más intensivo fue el de vehículos de motor, al que se dedica un 12,3% del total del dinero de la industria, claramente condicionado por el gran nivel de exportaciones del sector y la necesidad de mejorar la competitividad a través de la innovación. El segundo sector más intensivo fue el de farmacia e industrias químicas, al que se destinó el 9,6% del gasto industrial. El sector de servicios acaparó el 41% del gasto, mientras que a la construcción sólo llegó el 3%. En términos interanuales, el sector que mayor crecimiento ha experimentado fue el de electricidad, gas y agua, con un alza del 171,03% respecto a 2004.