Previsión

Fidelity prevé un 2007 más positivo en renta fija que en acciones

El año próximo será propicio para la inversión en deuda, un activo que encontrará un entorno más favorable que las acciones y las materias primas gracias a 'un crecimiento mundial más lento y una inflación de capa caída', en opinión de Trevor Greetham, director de asignación de activos de la gestora de fondos de inversión Fidelity.

'Si bien los dos últimos años han sido difíciles para los inversores en renta fija global, las perspectivas para 2007 son positivas', añade Greetham, quien destaca que un crecimiento económico más lento, escenario más que probable, y la actitud de los bancos centrales por controlar la inflación 'deberían bastar para apuntalar los mercados de renta fija durante el año próximo'. Fidelity añade que las Letras del Tesoro de Estados Unidos y los bonos globales deberían ofrecen un buen rendimiento, a la vista de la desaceleración económica en Estados Unidos y de las previsiones más sombrías para el mercado de la vivienda del país.

Este gestor de Fidelity añade que los mercados desarrollados, como el europeo y el estadounidense, con un carácter más defensivo, se verán más favorecidos que los asiáticos y emergentes en un contexto de crecimiento mundial más lento. 'Resulta irónico que, aunque la aparente ralentización global está siendo liderada por Estados Unidos, este enfriamiento probablemente hará que Wall Street se vuelva cada vez más atractivo para los inversores de todo el mundo', señala Greetham.

Por sectores, Fidelity considera que los títulos financieros y de consumo tendrán un mejor desempeño que los sectores de tecnología y bienes industriales cíclicos.