Mercados

La Fed envía un mensaje de cautela para los inversores

Los riesgos inflacionarios no han desaparecido y la Fed se reserva el derecho de subir tipos si fuera necesario. Wall Street reaccionó ayer negativamente al mensaje de la Reserva Federal que sirvió para moderar el exceso de confianza del mercado en una inminente relajación de la política monetaria.

El Ibex consiguió conservar ayer la cota de los 14.200 puntos, gracias al repunte registrado en el último momento. El índice concluyó la jornada en 14.200,2 puntos, un descenso de sólo el 0,07%. Al mercado español le salvó el hecho de que Wall Street comenzó a ceder terreno cuando ya estaba cerrada la sesión en Europa. Aunque la Reserva Federal se atuvo a lo esperado y mantuvo los tipos de interés en el 5,25%, el mensaje sobre la inflación es un indicio de que las esperadas bajadas de tipos pueden tardar en llegar.

Los avances registrados por valores como Sacyr Vallehermoso (1,87%), Acciona (1,73%), Iberia (1,11%) o Abertis (1%) permitieron que los descensos del Ibex no fueran de mayor entidad. Aún así, el hecho es que el índice lleva ya más de dos semanas sin hacer ningún máximo histórico, algo que en realidad es lo habitual, pero que no sucedía desde hacía tres meses.

El mercado tendrá que digerir mañana la decisión de la Fed, cuyo comunicado es clónico del de octubre y deja la puerta abierta a nuevas subidas de tipos. Wall Street reaccionó con una leve mejoría al comienzo, que rápidamente devino en nuevas pérdidas y luego en oscilaciones de rangos muy pequeños, que no impidieron que Nueva York cerrase con números rojos. El S&P 500 perdió un 0,10%, lo mismo que el Dow Jones, mientras el Nasdaq cedió un 0,46%.

El Ibex cede un 0,07%, pero logra conservar la cota de los 14.200 puntos

La reacción de Wall Street ha sido muy parecida a la de octubre, al igual que el comunicado de la Fed, casi idéntico al de entonces: 'El Comité juzga que persisten los riesgos inflacionarios. El alcance y el momento de cualquier subida adicional (de tipos) para hacer frente a estos riesgos dependerá de la evolución tanto del crecimiento económico, como de la inflación'. El comunicado de la Fed es tan parecido al de la reunión de octubre que incluso el gobernador de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker votó otra vez a favor de subir tipos al 5,5%.

Esta es la cuarta reunión consecutiva en que la Fed ha mantenido el precio del dinero, lo que implica que los tipos llevan casi medio año estables en el 5,25%. El ciclo de endurecimiento de la política monetaria comenzó el 30 de junio de 2004, cuando la Reserva elevó los tipos del 1% al 1,25%. Después vinieron 17 subidas consecutivas de 0,25 puntos porcentuales cada una. Una diferencia notable respecto a otros ciclos es que el mercado ha sabido en todo momento cuál iba a ser la decisión de la autoridad monetaria de EE UU.

Aunque se espera una desaceleración económica global, algunos expertos transmiten un mensaje positivo. Así lo explican desde Banque Syz: 'La corrección del sector inmobiliario, que era un mal necesario, ha sido anticipada desde hace meses y está cerca del final; las compañías están demostrando su voluntad de invertir y contratar más personal y, finalmente, el gasto de los consumidores continúa siendo soportado por el buen desempeño del mercado laboral'.

Tipos más moderados para 2007

El mercado de futuros sobre Fed Funds descuenta unos tipos al 5% para junio del año que viene. Desde gestoras como Schroders se pronostica que el precio del dinero llegará en EE UU al 4,5%. Goldman Sachs da sólo un 9% de probabilidades de que la Fed se decida por un recorte de tipos en su reunión del 31 de enero, pero la probabilidad aumenta hasta el 35% en marzo y el equipo de economistas del banco espera incluso que los tipos lleguen al 4% para finales de 2007

En cuanto a la zona euro, el escenario de política monetaria es menos agresivo de lo que cabía esperar unos meses atrás. 'Aunque el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ha indicado que el sesgo alcista continuará, la rebaja de las estimaciones de inflación del 2,4% al 2% y la desaparición de la advertencia de que es necesario seguir eliminando la política monetaria alcista ha levantado especulaciones en el mercado sobre un final próximo del ciclo alcista de los tipos de interés del BCE', explican desde Henderson, esta firma de inversión pronostica unos tipos a nueve meses vista del 3,75%, frente al 3,5% actual.

Las políticas monetarias dependerán, al final, de la evolución de los datos macroeconómicos y de si se materializan o no los actuales riesgos inflacionarios.