Transporte

Doughty Hanson gana la puja por Avanza

Ni Apax ni la familia Cosmen... Finalmente será el fondo de capital riesgo británico Doughty Hanson el que se haga con la compañía de transporte por carretera Avanza por un precio no determinado. Fuentes del mercado cifran este importe en unos 600 millones.

La sociedad de capital riesgo Doughty Hanson anunció ayer la que es su primera operación en España, la compra de la empresa de transporte Avanza, sólo cuatro meses después de instalarse en el país.

La firma de inversión se ha impuesto en el proceso de venta de Avanza a algunas de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, entre otras Apax (que recientemente ha sacado Vueling a Bolsa) y CVC, además de a algunos grupos de transporte interesados en adquirir la empresa española. Las compañías relacionadas con la operación no han querido revelar el importe de la compra; algunos medios han cifrado en hasta 600 millones el coste de compra de Avanza.

El director de Doughty Hanson en España, Francisco Gutiérrez Churtichaga, afirmó ayer en un comunicado que Avanza representa un 'potente y estable negocio' que el fondo de capital riesgo 'intentará desarrollar a largo plazo'.

El grupo de transporte nació en marzo de 2002 de la unión de las empresas Auto Res, Vitrasa y Transportes Urbanos de Zaragoza (Tuzsa), a las que en 2003 se unió La Sepulvedana. En la actualidad cuenta con más de 3.000 empleados y con una flota de unos 1.100 vehículos, y transporta unos 173 millones de viajeros al año. Avanza opera en distintos ámbitos del transporte por viajeros (interurbano, urbano y de cercanías) y está presente en un total de nueve comunidades autónomas.

Doughty Hanson es una sociedad de capital riesgo fundada en 1986 que opera en Europa. La firma acomete adquisiciones de entre 250 millones y 1.000 millones de euros.

Este año Doughty Hanson ha adquirido el operador británico 20-20 Mobile por cerca de 500 millones de euros y ha vendido su participación en la firma deportiva Umbro, entre otras operaciones.

El hecho de que Doughty Hanson haya realizado su primera operación en España tan sólo a los cuatro meses de instalarse es destacable dado el tiempo que han tardado otras firmas similares en llevar a cabo su primera operación en el país.

Así, Carlyle, una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, esperó más de dos años para anunciar su primera operación (la compra de la gallega Saprogal). Otras como Candover, que tiene una capacidad de inversión similar a la de Carlyle, no ha comunicado todavía ninguna.

Dominio de los fondos extranjeros

El capital riesgo ha modificado en los últimos años el panorama empresarial español, especialmente los fondos extranjeros. Según datos de webcapitalriesgo.com (WCR), los fondos internacionales de capital riesgo han invertido en España 6.500 millones desde 1991, sin contar con deuda bancaria. De este importe casi un 60% (3.500 millones de euros) se destinaron entre 2005 y los 9 primeros meses de 2006. De las 23 operaciones mayores de 100 millones de euros realizadas en España, todas excepto dos fueron realizadas por las firmas internacionales.