_
_
_
_
_
Sentencia

El Supremo falló contra el traslado de la CMT por no dar razones para elegir Barcelona

El Tribunal Supremo dio a conocer ayer la sentencia, cuyo fallo adelantó el pasado 21 de noviembre, en la que razona por qué ha anulado el traslado de la CMT a Barcelona. Según el tribunal, el decreto no contenía una memoria económica completa y no se argumentó por qué se eligió Barcelona y no otra ciudad.

Podría haber sido Barcelona o cualquier otra ciudad. Podría haber sido la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) o cualquier otro organismo público. Y podría haber sido ahora, o en cualquier otro momento. Estos son algunos de los razonamientos que utiliza el pleno de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo para argumentar su rechazo a la decisión del Gobierno de trasladar la sede de la CMT a Barcelona.

Basa su fallo en el hecho de que 'el cambio de sede de la CMT de Madrid a Barcelona sólo se contempla en los tres párrafos finales, y propiamente hablando únicamente en los dos últimos'. Además, la Sala, que estima los recursos interpuestos por la Comunidad de Madrid y un grupo de trabajadores contra el real decreto de diciembre de 2004 que aprobó el traslado afirma que 'la única justificación del cambio de sede del organismo de que ahora se trata consiste en que se enmarca dentro de la lógica y los principios inherentes a la naturaleza del Estado de las Autonomías. No se expresa en cambio ningún razonamiento que determine la necesidad y oportunidad de la decisión', explica la sentencia.

Otro de los argumentos sobre los que se basa el fallo de la sala de lo contencioso es la ausencia de una memoria económica 'con el contenido mínimo exigible a un documento de esa naturaleza'. Los magistrados afirman que la memoria reconoce que existirá un incremento del gasto público por el traslado, 'e incluso conoce los elementos que lo determinarán, pero desprecia su cuantificación pese a que habría resultado relativamente sencillo hacerlo dentro de determinados márgenes', explica el fallo.

La decisión de la mayoría de la sala, compuesta por 31 magistrados, cuenta con el voto discrepante de 13 de ellos, patente a través de dos votos particulares.

El primero de ellos, suscrito por 11 magistrados encabezados por Fernando Ledesma, considera que la decisión del Gobierno de trasladar la sede, al no ser una norma, sino 'una decisión singular', 'no tenía por qué contar con el sustento de una memoria justificativa y de una memoria económica' .

El otro voto particular, firmado por el presidente de la Sala, Ramón Trillo y por el magistrado Manuel Campos considera que debieron deliberar 'y decidir sobre la potestad del Consejo de Ministros para acordar el traslado de la sede de uno de los organismos públicos'.

Vodafone, favorable a una oficina del regulador en Madrid

Miguel Udaondo, director de Relaciones con la Administración de Vodafone España, señaló hoy que si la CMT mantuviera una delegación en Madrid facilitaría mucho el trabajo de la empresa. En una mesa redonda en el seno del VII Congreso de Telecomunicaciones organizado por Asimelec, señaló que la realización de gestiones ante el regulador que tienen que hacerse de manera personal se han encarecido por la obligación de comprar billetes de avión para ir a Barcelona. 'Si la CMT deja abierta una oficina en Madrid sería una alegría', dijo Udaondo.A su vez, Eva Pérez, directora de Relaciones con la Administración de France Télécom España, pidió a la autoridad reguladora que desarrolle métodos telemáticos para facilitar el envío de información. La ejecutiva afirmó que la CMT sufrió algunos retrasos tras el traslado a Barcelona pero insistió en que el regulador ha hecho un gran esfuerzo para cumplir los plazos.Con anterioridad, y durante el mismo congreso, Joaquín Osa, director general de Instrucción de la CMT, se mostró favorable a que el regulador aumente sus competencias. El directivo, que quiso dejar claro que hablaba a título personal, recordó que en otros países como Francia o Alemania, las autoridades reguladoras han asumido las tareas en segmentos como la radio o los contenidos. Con respecto a la posibilidad de que se implante un eurorregulador para el sector de las telecomunicaciones, Osa dijo que debería seguirse el modelo del Banco Central Europeo, y ser independiente de la Comisión Europea.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_