Telecomunicaciones

Orange se estrena con 42.000 clientes perdidos el primer mes

Octubre fue el mes elegido por France Télécom para decir adiós a sus dos marcas en España, Amena y Wanadoo, y sustituirlas por Orange con una potente campaña de lanzamiento y publicidad. Pero el efecto en el mercado del móvil ha sido limitado. Orange perdió 42.000 usuarios a manos de sus rivales, en línea con otros meses.

Movistar y Vodafone esperaban con cierta intranquilidad el nacimiento de Orange y, sobre todo, los efectos de una campaña de publicidad y de cambio de marca millonaria. La fecha clave fue el 3 de octubre. Ese día, los colores de Wanadoo y Amena se extinguieron para siempre y fueron sustituidos por el naranja de la empresa francesa.

Los resultados de la mudanza en Wanadoo no se conocerán hasta que France Télécom publique sus resultados anuales, así que habrá que esperar a 2007. Pero las cifras del móvil están más controladas. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) mide mes a mes el trasvase de clientes celulares entre las tres operadoras de móvil. El nombre técnico es portabilidad y mide el volumen de usuarios que dejan su compañía y se pasan a otra sin perder el número de teléfono.

Amena llevaba meses siendo la gran perdedora en esta batalla y lo ha seguido siendo tras el cambio de marca. La CMT publicó ayer los datos de octubre y en el primer mes con el nuevo color 41.821 clientes han dejado las filas de Orange y han firmado por Vodafone o Movistar.

Estos usuarios se han repartido casi a partes iguales, pero un poco más hacia Movistar. Telefónica gana en octubre la partida a Vodafone y suma casi 22.000 consumidores, frente a los 20.238 de la filial española del líder mundial del móvil.

En el acumulado, sin embargo, la gran vencedora es Vodafone. Desde que la portabilidad es una realidad en España, esta compañía ha conseguido que más de 861.000 clientes de Movistar y Orange desertaran y firmaran con ella. De esta cantidad, casi 331.000 lo han hecho en lo que va de año.

La segunda en la competición es Movistar. Desde el inicio de la portabilidad, ha robado 432.000 clientes a sus rivales, 158.000 durante este ejercicio.

Y como la portabilidad es una ecuación de suma cero, todo lo que ganan Vodafone y Movistar lo pierde la tercera en liza, Orange. Hace tiempo que esta compañía superó el millón de usuarios perdidos. Va ya por 1,15 millones y, de ellos, casi 500.000 desde la llegada de France Télécom.

Junto con los datos del móvil, la CMT también ha hecho públicas las cifras de la banda ancha. En este caso, sin embargo, no se refiere a empresas concretas, sino a tecnologías o modalidades de conexión. La única compañía de la que se pueden extraer datos es de Telefónica, que cerró octubre con uno de sus mejores registros. Logró 104.056 altas de ADSL en 30 días.

El ADSL gana al cable

Este impulso y el que las otras operadoras de ADSL dieron en octubre convierten a esta tecnología en la estrella por número de clientes. Las compañías de cable sólo sumaron 6.246 usuarios de banda ancha, una de sus peores subidas mensuales, frente a los 142.365 abonados del ADSL.

Los datos de la CMT también constatan la buena evolución de las ofertas de ADSL a velocidades supersónicas que dan empresas como Jazztel, Ya.com u Orange. Estas compañías sumaron 55.560 abonados con sus propuestas y llevan el total de clientes al que acceden con red propia a 830.368.

El precio de la telefonía móvil cae un 6% en un año

Además de publicar los datos de portabilidad y banda ancha, la CMT difundió ayer también el informe sobre el sector en el segundo trimestre del año. Y en él se resalta que el precio medio que pagan los usuarios de móvil por cada minuto es de 0,16 euros. Esta cifra es exactamente la misma que en el trimestre anterior, pero representa una caída del 5,88% con respecto al valor de hace un año. Esta rebaja es fruto, sobre todo, de la caída en el precio para los clientes que tienen un contrato con su operador, porque el prepago se ha encarecido en doce meses.

Como adelantó este periódico, el informe de la CMT también constata que la telefonía móvil siguió creciendo en el segundo trimestre, hasta superar el 100% de penetración sobre los habitantes. Cada español tiene más de un móvil en el bolsillo o, más bien, los hay que tienen dos o tres frente a otros que siguen sin consumir telefonía celular.

En telefonía fija, mientras tanto, la lucha entre Telefónica y el resto de los rivales sigue siendo muy desigual. El ex monopolio ha cedido algo de cuota, pero mantiene el 80,1% del mercado. Ono sigue donde estaba y France Télécom ha perdido el paso en el segundo trimestre, ya que su cuota baja desde el 2,8% al 2,4%. Euskaltel, Comunitel y Jazztel aumentan algo su presencia en el mercado, mientras que BT se mantiene.