Espera

El mercado aguarda la decisión de la Reserva Federal sobre los tipos

La reunión de la Reserva Federal que se celebrará mañana se convertirá en uno de los acontecimientos clave de la semana. El mercado da casi por seguro que la autoridad monetaria mantendrá los tipos de interés en el 5,25% y aguarda con interés el comunicado posterior en busca de nuevas pistas.

'No esperamos subidas de tipos pero será interesante ver si la decisión se toma por unanimidad o con un voto a favor de una subida de 25 puntos básicos como en las dos anteriores ocasiones. Las minutas se publicarán el 2 de enero, y ahí tendremos constancia de la situación en la que se encuentra la economía de EE UU, según su banco central', comentan desde Ibersecurities.

En las últimas semanas el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ha repetido que la inflación es el principal riesgo al que se enfrenta la economía estadounidense, a la vez que ha mostrado preocupación por la fortaleza del mercado laboral y la presión que puede ejercer en el incremento de precios. Queda por ver el sesgo que tome su comunicado y en el mercado no se esperan grandes cambios.

Los datos de empleo del viernes constataron que la economía estadounidense va camino de un aterrizaje suave, a la vez que suavizó algo el temor a repuntes indeseados de inflación. La tasa de empleo aumentó una décima hasta el 4,5%, mientras que se crearon 132.000 empleos, una cifra superior a los 100.000 barajados por el consenso. Los salarios por hora, por otra parte, aumentaron un 0,2% frente al 0,3% previsto.

Los datos, con todo, no variaron las expectativas sobre la decisión que tomará mañana la Reserva Federal. Y el mercado de futuros da una probabilidad del 99,6% a que la autoridad monetaria mantenga el precio del dinero en el 5,25%.

'La fortaleza de la creación de empleo debería garantizar que el mensaje de la Fed se vuelva a centrar en los riesgos inflacionistas', comentaba el viernes un analista.

Los datos de empleo de noviembre, no obstante, al constatar que la economía estadounidense sigue fuerte a pesar de la desaceleración del mercado inmobiliario y la contracción de la actividad industrial por primera vez en tres años, sí retrasaron las expectativas sobre próximos recortes de tipos de interés en EE UU.

Así, tras la publicación de los últimos indicadores, los futuros daban una probabilidad de una bajada del precio del dinero antes o en la reunión de marzo del 34% frente al 48% que se barajaba la víspera.

Los datos de IPC que se publicarán el viernes serán otros indicadores clave para ayudar a predecir el rumbo que tomará la política monetario en EE UU.

El consenso baraja un aumento del IPC del 0,2% hasta el 2,1% en términos interanuales frente al 1,3% anterior, mientras que se baraja que la subyacente se mantenga en el 2,7% tras incrementar el 0,2%.