Mercados

La Bolsa se da un respiro a la espera de otra subida de tipos

El agotamiento de la carrera alcista de la Bolsa ha dado paso a un incremento notable de la volatilidad del Ibex 35. Las oscilaciones del índice son cada vez mayores, si bien en la sesión de ayer el mercado esperó la decisión del BCE -que se espera que suba tipos- con caída del 0,18%.

En las 10 jornadas transcurridas desde que el Ibex hizo máximo histórico (los 14.294,6 puntos del 22 de noviembre), el índice ha cerrado siete sesiones con variaciones (tanto negativas, como positivas) superiores a los 100 puntos; tantas como las registradas en las 36 sesiones anteriores. El índice de volatilidad del Ibex, que refleja la desviación típica del índice sobre su tendencia general, ha pasado de ser del 10,9% el día del máximo histórico ha registrar ahora un promedio del 14,7% (un incremento del 34,8%) en las últimas cinco sesiones, en alguna de las cuales ha llegado a ser del 16,5%.

'Cuando más volátil es un activo, mayor es la probabilidad de obtener grandes beneficios o grandes pérdidas y, por tanto, mayor es su riesgo', explican desde el mercado secundario oficial de derivados, el MEFF.

La jornada de ayer, con todo, fue una excepción. En un día con poca actividad debido al festivo, el Ibex cedió un 0,18%. Logró salvar los 14.000 al terminar en 14.007,1 puntos, a la espera de la probable subida de tipos de hoy. La debilidad también se impuso en Wall Street, donde el Nasdaq cedió un 0,27%, el Dow Jones, un 0,18% y el S&P 500, un 0,13%.

La media anual del índice de volatilidad es de una desviación del 13,5%. Pero la evolución sobre el comienzo del año, es significativa, ya que se ha pasado de niveles del 10 y el 12% a una horquilla del 14,6% al 16,5% en las últimas cinco sesiones.

'Volatilidad es la falta de tendencia. Mide la variabilidad de los precios. Al dinero estable, estas oscilaciones le vienen mal, al inversor final le asustan y le hacen quedarse fuera', explica Jordi Padilla, de Atlas Capital. Con una subida acumulada desde enero del 30,49% (el triple de lo que esperan los analistas a comienzos de año), la senda ascendente del Ibex muestra síntomas de cansancio.

Por eso, desde BNP se aconseja ser selectivos a la hora de entrar en el mercado. 'Recomendamos mucha cautela y, sobre todo, no ir a comprar un mercado direccional es decir, tratar de imitar la tendencia de la Bolsa, sino buscar ineficiencias', apunta Jaime Albella, gestor de BNP Paribas. Esta firma señala algunos de los valores que considera interesantes: Renta Corporación, Cintra, Telefónica, Iberdrola o Ferrovial.

Para Renta 4, Telefónica representa la principal apuesta de cara al que viene. 'Hay un gran diferencial entre valor y precio, tiene unos ratios de deuda muy controlados, es un gran generador de caja y lleva años sin capitalizar en precio los beneficios obtenidos', explica José Ramón Sánchez Galán, de Renta 4.

Es la segunda vez en el año que el Ibex vive un repunte de la volatilidad. La ocasión anterior se dio en mayo y desembocó en una caída del selectivo del orden del 10,5% en aproximadamente un mes. Si bien la Bolsa encadenó después cuatro meses consecutivos de trayectoria alcista, con una subida superior al 29,5% desde mediados de junio.

Desde el máximo histórico, el Ibex sólo ha conseguido cerrar por encima de los 14.000 puntos en tres de las últimas 10 jornadas bursátiles. El Ibex no ha sido capaz de atacar la cota de los 14.100 puntos, lo que evidencia la fatiga del ciclo. Aunque desde GVC valores se recuerda que 'los fundamentales de las empresas son buenos y los datos macroeconómicos apuntalan el crecimiento de Europa, mientras que confirman la suave ralentización de EE UU'. Los analistas esperan unos meses de consolidación, pero advierten de que el elevado volumen de liquidez juega a favor del mercado: 'En cuanto la Bolsa baja, entra dinero en el mercado', confirma Jesús Muela, de GVC.