Impulso

Apple ultima su iPhone para competir con los fabricantes de teléfonos móviles

Apple ultima el diseño de su iPhone, un dispositivo que combina las capacidades de un móvil y un reproductor de música. La empresa acaba de pedir el registro de la patente.

Steve Jobs quiere dar un nuevo impulso a Apple. La compañía está ultimando el desarrollo de nuevos equipos con los que se propone volver a revolucionar el sector de la electrónica.

La empresa parece estar más cerca del lanzamiento de su nuevo iPhone, tras solicitar en los últimos días el registro de la patente de este nuevo producto en EE UU. Un dispositivo inalámbrico que reunirá las prestaciones de un móvil y las del iPod, su reproductor de música.

El proyecto podría ser decisivo para la compañía, especialmente porque con su iPhone, Apple aspira a hacer frente a los fabricantes de móviles como Nokia, Samsung y Sony Ericsson, cada vez más obsesionados por lanzar al mercado terminales que incluyen de serie la función para escuchar música.

APPLE INC. 183,09 -3,13%

Estas firmas han apostado por estos teléfonos como reclamo publicitario para esta campaña de Navidad. Y Apple no quiere perder terreno frente a estos invasores. Algunos analistas creen que la compañía de Jobs puede verse superada ante la preferencia de los usuarios por dispositivos que integren las funciones de teléfono y MP3, algo que todavía no tiene el iPod.

Las estadísticas empiezan a mostrar esta tendencia. Los últimos datos de The Phone House muestran que un 33% de los teléfonos móviles vendidos en España el pasado octubre incluían la función musical, frente al 10% de 2005. Sin duda, un desafío a la firma de la manzana, que tiene una cuota superior al 75% en el mercado de los reproductores portátiles musicales.

Las incógnitas

Apple cuenta con la ventaja del precio. Por ejemplo, su iPod Nano de cuatro gigas para 1.000 canciones cuesta 199 euros, por los 600 euros del Sony Ericsson W950i, en el mercado libre. A su vez, el iPod Nano de 8 gigas para 2.000 canciones vale 249 euros frente al Nokia N91, que con capacidad para almacenar un número similar de títulos, que cuesta 630 euros. Pero no hay que olvidar que los equipos de Sony Ericsson y de la compañía finlandesa incluyen el teléfono móvil.

Ahora habrá que esperar a ver qué precio fija Apple para su futuro iPhone. En el mercado ya se ha empezado a especular sobre cuál será el impacto de su lanzamiento comercial sobre la cuenta de resultados de la compañía. Algunos analistas se han atrevido a cifrar su efecto en unos ingresos adicionales al año de 1.500 millones de dólares que, sobre el ejercicio anterior, supondrían un aumento global cercano al 8%.

Claro que, los fabricantes de móviles no son la única amenaza. Microsoft lanzó el pasado 17 de noviembre Zune, su reproductor musical. El dispositivo ha recibido algunas críticas en EE UU, pero la empresa de Bill Gates se defiende. Kevin Johnson, número tres de Microsoft, recuerda a Cinco Días que ésta es sólo la primera versión y 'que el camino de Zune no ha hecho más que comenzar'.

Apple no ha querido hacer comentarios a este periódico sobre la petición de patente ni sobre la fecha prevista de lanzamiento.

Los mercados respaldan la política de Steve Jobs

Los nuevos planes industriales de Apple, que incluyen tanto el iPhone como el iTV, un dispositivo que conectará el ordenador y la televisión, parecen haber encontrado el respaldo de los mercados. Desde mediados de julio, momento en el que marcaron su mínimo anual, los títulos de la compañía de la manzana se han revalorizado un 83%, superando sus máximos históricos.

Y ya caminan con paso firme hacia la cota de los 100 dólares. Diversas casas de Bolsa, como UBS, Bear Stearns y Needham & Co, han mejorado la recomendación y el precio objetivo de Apple. La última de ellas ha situado el precio objetivo de la firma en 115 dólares, en torno a un 27% por encima de las cotas actuales.

Los directivos de Apple no han dejado de recibir a los inversores en las últimas semanas. Por ejemplo, Andrew Neff, analista de Bear Stearns, ha dicho esta semana en una nota para sus clientes que se había reunido con Peter Oppenheimer, director financiero de Apple. æpermil;ste señaló que el iPod y el Mac mantienen una fuerte demanda.