Mercados

La Bolsa acumula una revalorización del 29% hasta noviembre

Las Bolsas han cerrado el penúltimo mes del año entre dudas, pero con serenidad. El Ibex ha subido un 0,7%, aunque la revalorización del euro en los últimos días, la escalada del precio del petróleo y algunos datos económicos de EE UU lo han alejado del récord.

El Ibex se ha tranquilizado en noviembre. Ha cerrado con un alza del 0,70%, que ha sido superada por otros índices de la zona, como el italiano (1,96%). Con todo, sigue siendo el mejor mercado en términos anuales, ya que acumula una revalorización del 29%, la más alta desde 1998. Pero ademas, el avance que ha tenido la Bolsa en el mes se agrega a los cinco anteriores; en total, ha subido un 22,12% desde junio, y ha sumado 2.509 puntos hasta ayer.

Repsol (4,23%), Sacyr (15,48%), ACS (7,25%), Santander (1,11%) y Telefónica (1,26%) han sido los grandes soportes para la renta variable. En otros blue chips, como es el caso del BBVA (-3,34%), se han recogido beneficios.

Pero, una vez más, las órdenes de compra se han centrado en los valores de menor capitalización; compañías como Avánzit, Astroc o Montebalito han subido el 51,67%, 24,19% y 21,51%.

Avánzit ha sido el mejor valor de la Bolsa en el mes, con un avance del 52%

Dentro del Ibex han sido los sectores constructor e inmobiliario los que más han apoyado los inversores. Sacyr, Metrovacesa (13,80%), FCC (7,26%) y ACS han cerrado entre los 10 mejores.

En Europa, las Bolsas han seguido una evolución muy paralela a la española. El Euro Stoxx ha corregido el 0,44%. El periodo ha sido más favorable para los mercados estadounidenses; el Dow Jones, el S&P y el Nasdaq han ganado el 1,16%, 1,64% y 2,74%.

Las Bolsas han tenido en su conjunto cierres muy discretos en noviembre. No significa, sin embargo, que haya sido un mes exento de noticias o volatilidad. El Ibex, por ejemplo, llegó a marcar récord hace una semana en 14.294,60 puntos.

Pero la verticalidad de la subida hacía temer que en cualquier momento llegara la corrección. Y así fue. El mercado cayó un 3,9% entre los días 23 y 28. En la siguiente jornada tuvo una subida del 1,79%, y ayer las cosas volvieron a torcerse. El Ibex cerró con un descenso del 0,92% en una sesión de pérdidas generalizadas.

El desencadenante de las ventas fue un dato estadounidense, el de directores de compra de Chicago (una encuesta de sentimiento empresarial), que cayó a los 49,9 puntos, un nivel muy alarmante para los analistas, ya que hace pensar en un enfriamiento económico. El dato se publicó a primera hora de la tarde, y las ventas asomaron en Europa de inmediato. Además, el euro siguió subiendo y la preocupación de los inversores se notó. En noviembre se ha revalorizado un 4%, hasta situar la paridad con el dólar por encima de 1,32 unidades.

Y en medio de este escenario, el precio del petróleo vuelve a repuntar. Ayer llegó a superar los 64 dólares el Brent, el de referencia en Europa. Para muchos analistas, en los últimos días han confluido los factores necesarios para que el BCE incremente los tipos de interés en la reunión del 7 de diciembre.