Bajo coste

Vueling se debate entre París o una ciudad italiana para instalar una nueva base

La compañía aérea de bajo coste Vueling utilizará parte de los 100 millones que ingresará con su salida a Bolsa en poner en marcha una tercera base operativa, que se ubicará en el extranjero, y en realizar su primer pedido de aviones. Las ciudades que cuentan con más probabilidades para albergar el nuevo centro de operaciones, que se sumará a los que ya tiene en Barcelona y Madrid, son París, Roma o Milán. 'No se trata de elegir una u otra ubicación, sino decidir qué ciudad será la primera en tener la base', apuntó el consejero delegado Carlos Muñoz.

En su último acto público antes de debutar hoy en el parqué, la aerolínea avanzó que 'a corto y medio plazo' no está previsto repartir dividendo entre los accionistas, ya que se pretende 'continuar capitalizando la empresa'. Tras la puesta en el mercado del 42,6% del capital de Vueling, el fondo de capital riesgo Apax Partners pasará a controlar el 23,1% de la compañía, frente al 42,6% inicial. Su segundo accionista, Inversiones Hemisferio (Planeta), reducirá su participación del 32,2% al 17,5%. Abad quiso dejar claro que la aerolínea 'no está en venta', pese a que 'a otros les encantaría'.