Tribunales

Garzón archiva una querella contra Botín por la compra de Banesto

El juez Baltasar Garzón archivó ayer una querella presentada por el ex consejero de Banesto Rafael Pérez Escolar contra el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, y otros 21 ejecutivos por delitos fiscales presuntamente cometidos durante la adquisición de Banesto.

El auto del juez Garzón ratifica el informe del fiscal Carlos Bautista e indica que los hechos narrados por la demanda, de 189 páginas, 'no son constitutivos de delito alguno' y que, en el caso de que así fuesen, estarían prescritos.

La denuncia, sobre la que se ha pronunciado la Audiencia Nacional, alegaba que los ejecutivos del Banco Santander y Banesto, junto al ex gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, 'se aprovecharon ilícitamente' de la intervención de Banesto por parte del supervisor bancario.

Pérez Escolar, condenado por el caso Banesto, atribuye a los 22 ejecutivos de presuntos delitos de apropiación indebida, falsedad en las cuentas anuales y en documento mercantil, revelación de secretos, uso de información privilegiada, junto a otras siete conductas ilícitas.

Sin embargo, el juez Garzón considera que, pese a estar 'aparentemente bien armada, se funda en una cadena de hipótesis no contrastadas y que, por el contrario, se contradicen los informes emitidos por auditores externos, el Banco de España y los organismos que estuvieron al frente o autorizaron la intervención de Banesto'.

Además, señala que no existe malversación de caudales públicos en los 285.000 millones de pesetas (1.712 millones de euros) que inyectó el Fondo de Garantía de Depósitos a Banesto, después de su intervención en 1993.

Causas pendientes

El archivo de la causa ante la Audiencia no agota los pleitos interpuestos contra directivos del Grupo Santander por su gestión en la compra de Banesto. Quedan causas pendientes tanto en esta instancia como en juzgados de Alcobendas, Getxo o Santander.