Discográfica

EMI se dispara un 10% en Bolsa tras recibir una oferta preliminar de compra

El grupo discográfico EMI reconoció ayer que ha recibido una oferta preliminar de adquisición, aunque no reveló quién sería el comprador. La posibilidad de una operación inminente disparó los títulos de la compañía, que se apuntaron un alza del 10,39%.

Nuevo intento por hacerse con la tercera mayor discográfica del mundo. EMI Group confirmó ayer que 'por la mañana' había recibido un 'acercamiento preliminar' que 'podría o no conducir a la presentación de una oferta por la compañía'. Aunque no reveló más detalles sobre la identidad del posible comprador ni por cuánto podría llegar a cerrarse la operación.

Sin embargo, el diario Financial Times aseguró ayer que la oferta ascendería a 2.500 millones de libras (unos 3.700 millones de euros). Según el periódico, el presidente de la firma discográfica, Eric Nicoli, ya se habría reunido con representantes de firmas de capital riesgo. Además, señala que entre los posibles interesados estarían Goldman Sachs y Kohlberg Kravis Roberts (KKR). La oferta llegaría meses después de los infructuosos intentos de EMI y Warner por fusionar ambas discográficas.

El diario británico reconoce que las negociaciones están todavía en una fase inicial y que la empresa estaría dispuesta a recibir nuevas ofertas de adquisición.

La posibilidad de que la operación de compra esté al caer disparó los títulos de la discográfica, que ayer se apuntaron una subida del 10,39% y cerraron en la bolsa de Londres a 289,5 peniques. Se trata de la mayor subida de la empresa desde noviembre de 2004.

La discográfica de los Beatles, Coldplay, Depeche Mode o Amaral lleva un año de resultados negativos, ya que cerró el primer semestre del ejercicio (concluido el pasado 30 de septiembre) con una caída del beneficio del 62%, hasta 14,5 millones de libras (unos 21,4 millones de euros). Sin embargo, esperaba que los lanzamientos previstos para la segunda mitad del ejercicio y el ahorro de costes le permitiesen recuperar el terreno perdido. Durante esos seis meses, los ingresos de la firma británica se recortaron un 4%, hasta 867 millones de libras. Este retroceso se produjo a pesar del avance de las ventas en el formato digital que se incrementaron un 68% y alcanzaron los 73 millones de libras, un segmento que representa el 8,5% del negocio del grupo.

Además, la compañía se ha visto envuelta en los últimos meses en un escándalo contable que afecta a su filial brasileña. La compañía suspendió de sus funciones a varios directivos acusados de engrosar los resultados financieros de la filial.

Batalla de ofertas mutuas con Warner Music

Los nuevos intentos por hacerse con EMI reviven la disputa que la discográfica mantuvo con su rival Warner Music antes del verano. Las compañías se enzarzaron entonces en una batalla de ofertas y contraofertas, siempre rechazadas. De hecho, EMI consideró 'totalmente inaceptable', una oferta que valoraba la compañía en 2.540 millones de libras esterlinas (unos 3.760 millones de euros al cambio actual). Una cifra similar a la que ahora podrían ofrecer las firmas interesadas en EMI.

La pugna entre las discográficas se frenó después de que las autoridades de Competencia de la UE rechazaran la fusión entre Sony Music y Bertelsmann. Juntas, EMI y Warner habrían controlado el 25% del mercado musical.