Valores

JPMorgan alerta del previsible declive de Telecinco y Antena 3

JPMorgan prevé una dura competencia para Antena 3 y Telecinco e infrapondera sus acciones. Añade que Sogecable debería elevar su base de suscriptores para ganarse al mercado.

Las cadenas de televisión españolas no son de la predilección de JPMorgan. La firma estadounidense ha iniciado la cobertura de Antena 3 con recomendación de infraponderar, ha emitido un primer consejo de neutral para las acciones de Sogecable y ha rebajado su recomendación de Telecinco de neutral a infraponderar.

La competencia de La Sexta y de Cuatro es uno de los principales motivos para el escepticismo de JPMorgan respecto a las dos grandes cadenas de televisión en abierto. Sobre Telecinco, advierte que será difícil que lo haga mejor en el futuro, lo que explica la rebaja en la recomendación y en el precio objetivo, que pasa de 22,1 a 21,8 euros por acción (+3,8%).

JPMorgan añade que es momento de revisar estrategias en Telecinco, a la vista de una ineficiente estructura de balance y de que no cuenta con actividades alternativas al negocio básico de televisión en abierto en España. Similar advertencia hace sobre Antena 3, de la que señala que depende en exceso de la economía española y que debería buscar más oportunidades en la producción de contenidos. JPMorgan considera que la competencia de Cuatro, que se ha comportado 'excepcionalmente bien', y de La Sexta va a reducir probablemente la rentabilidad de Telecinco en el medio plazo, ante lo que la firma ha recortado su previsión de margen operativo para 2015 del 28,6% al 26,5%. No en vano, en opinión del banco estadounidense, el mercado televisivo español se está convirtiendo en uno de los más competitivos de Europa, lo que también ocasionará el deterioro de los márgenes de Antena 3 en el medio plazo.

ANTENA 3 3,63 -1,14%
MEDIASET 4,67 -1,89%

La presión en el corto plazo sobre las cuotas de audiencia, los ingresos por publicidad y la rentabilidad son los argumentos para el inicio de cobertura infraponderar para Antena 3, con un precio objetivo de 18,10 euros por acción (+1,51%). La firma no aprecia catalizadores positivos para el valor a corto plazo, al margen de los rumores de una posible opa.

Antena 3 fue ayer el único valor del Ibex 35 que cerró en positivo, con un alza del 0,11%. En una jornada de abundantes ventas, Sogecable cedió el 0,08% y pudo aprovecharse de ser el grupo televisivo español con mejor recomendación de JPMorgan, aunque no vaya más allá de neutral, con un precio objetivo de 25,9 euros.

En su inicio de cobertura sobre el valor, el banco estadounidense advierte que Sogecable necesita mostrar un mayor crecimiento en su base de suscriptores para con ello mejorar márgenes y rentabilidad. En opinión de JPMorgan, el aumento de las suscripciones en Digital + ha sido lento, al tiempo que los ingresos por usuario (ARPU) ha registrado un escaso crecimiento. Sin embargo, apunta varios factores que pueden jugar a favor de la acción, como la probable conservación de los derechos sobre los partidos del Real Madrid o el positivo comportamiento de Cuatro.

Al margen de las seleccionadas en Europa

Las televisiones españolas, tanto en abierto como de pago, quedan fuera de las apuestas de las firmas internacionales de análisis. Merrill Lynch coloca a Antena 3 entre los valores de medios de comunicación menos interesantes, junto con GCap Media, ambas con recomendación de venta, y con ITV, Reed Elsevier y Reuters, a las que tiene con recomendación de neutral.

Ya en el estricto terreno televisivo, las preferencias de JPMorgan se dirigen a Mediaset y TF1, en el sector de las cadenas en abierto, y hacia BSkyB, Vivendi y News Corp en entre las cadenas de pago, ambas con recomendación de sobreponderar. En opinión del banco estadounidense, Vivendi puede beneficiarse de las sinergias de ingresos derivadas de la fusión de Canal+/CanalSat y TPS, mientras que de News Corp destaca el potencial de crecimiento de Sky Italia y el aumento de los ingresos por usuario de esta unidad. Aun así, JPMorgan considera que las televisiones de pago por satélite se encuentran ante una verdadera encrucijada, la de hacer frente a los proveedores gratuitos de contenidos, en especial a internet, y a la creciente competencia en contenidos de pago, que llevan al sector a elevar sus costes. Para afrontar el reto, la industria no está indefensa aunque deberá lanzar productos innovadores a un precio atractivo, añade JPMorgan.