Obras públicas

Las grandes constructoras baten el récord de obras en cartera con 40.000 millones

Más de dos años de obras públicas aseguradas. Es lo que se han garantizado las grandes constructoras del país que han marcado nuevo récord en su cartera de proyectos pendientes de ejecutar, con un volumen de 39.480 millones.

La cartera de contratos de ACS, Ferrovial, FCC, Acciona, Sacyr Vallehermoso y OHL sigue gozando de buena salud. Tanto que la obra civil adjudicada pero aún por acometer les asegurará más de dos años de trabajo. Por estas obras ingresarán 39.480 millones, según los datos a septiembre de las citadas compañías.

Esta cantidad supone un salto considerable con respecto a la del mismo periodo ya que representa un crecimiento del 18% y unos 5.000 millones más desde enero. Esto se explica porque en esa cartera de obras se incluyen muchos de los proyectos que han adjudicado las comunidades autónomas y ayuntamientos con vistas a tenerlos terminados en las elecciones del próximo mes de mayo. No en vano, gobiernos regionales y locales se han convertido en un potente motor para impulsar infraestructuras: hasta octubre fueron responsables del 35% de las licitaciones sobre un total de 36.940 millones, según los datos de la patronal de las grandes constructoras, Seopan. Mientras, los ayuntamientos licitaron el 32% y el Estado un 24%. Aunque el Ministerio de Fomento elevó un 7% el volumen de obras sacadas a concurso.

En cuanto a la cartera de las grandes constructoras, por volumen acumulado gana ACS, primera por tamaño, que tiene 10.389 millones en cartera, un 15% más que al cierre del tercer trimestre del año pasado (ver gráfico). Mientras, las que más han crecido en cuantía adjudicada son Sacyr, quinta del sector, con un incremento del 21% y OHL, con un 37%, con la salvedad de que esta última incluye en la cifra proyectos a corto plazo en los que se incluyen otros además de infraestructuras.

La tercera constructora, FCC, ocupa también este puesto por cuantía de proyectos pendientes y por crecimiento, con un 18%, hasta 5.608 millones. Por delante en volumen está Ferrovial, que es la que menos crecimiento exhibe, con un 13%. Acciona, que es la cuarta por tamaño, pierde terreno en comparación con el año pasado y se queda detrás de OHL en cuantía pendiente de ejecutar, 4.994 millones.

Los expertos del sector auguran un buen ritmo sostenido para el próximo año, sobre todo asegurado por el plan estratégico de infraestructuras de Fomento (PEIT).

A esto se une que este colchón de obra civil de casi 40.000 millones no es el único con el que cuentan las grandes constructoras. Si se sumaran los proyectos de sus actividades de diversificación, fundamentalmente servicios y edificación, los contratos superarían los 50.000 millones. Como muestra, ACS cuenta con 27.987 millones acumulados, de los que 12.739 corresponden a proyectos futuros de servicios y 4.860 millones a servicios industriales. FCC, controlada por Esther Koplowitz, suma además 17.670 millones en servicios medioambientales y otros 262 millones en otros servicios (23.540 millones en total). Por su parte, Sacyr cifra su cartera de ingresos futuros en 76.383 millones, la mayor cuantía con diferencia porque incluye también lo que facturará por las autopistas que gestiona (es la única que lo recoge) y que suponen el 72% del total.