El análisis de la semana

Una docena de planes de Bolsa supera el 30% de ganancia

La trayectoria bursátil no ha dejado mucho margen esta semana para alteraciones en las rentabilidades de los planes de pensiones, ya que los planes del sistema individual que actúan en los mercados de acciones siguen presentando una subida media superior al 17% en lo que va de año y del orden del 20% en los doce últimos meses. Unas ganancias que distan mucho de los incrementos que ofrecen los índices bursátiles, pero que tienen su explicación en la diversa vocación que desarrollan los diversos planes de renta variable. En efecto, los planes que tienen una vocación más centrada en la Bolsa española son a estas alturas del año los que presentan los mejores rendimientos. Con ganancias acumuladas en lo que va de año que oscilan entre el 32% y el 37%, los mejores planes de renta variable obtienen ganancias incluso por encima del Ibex 35. Estos planes forman el pelotón de cabeza de las rentabilidades y apenas superan la docena.

En el lado opuesto, los de renta variable que presentan pérdidas, algunos incluso por encima del 15% en lo que va de año, tienen su actividad principal en las Bolsas asiáticas, en especial en la de Japón. También hay alguno especializado en compañías de Estados Unidos y algún tecnológico, reductos todos ellos de la época de la burbuja tecnológica, cuando las gestoras ofrecían a los partícipes planes de pensiones altamente volátiles pero con atractivas perspectivas de rentabilidad.

Todos estos planes tienen escasa relevancia en el catálogo existente en estos momentos, ya que han ido perdiendo partícipes en los últimos años ante los reiterados malos resultados, de forma que muchos inversores han optado por otro tipo de estilos de gestión. La superación de las pérdidas se presenta a estas alturas bastante difícil además de irrelevante ya que no entran en la gama o en las ofertas habituales de las gestoras, que han perfilado unos productos mucho más adaptados a la filosofía de los inversores en pensiones, de perfil más conservador.