Tecnología

Avánzit pliega velas con volumen

La empresa tecnológica ha cerrado una semana de fuerte oscilación. Las tres primeras sesiones fueron de grandes ganancias (21%), que prácticamente se perdieron en las dos últimas (-18,22%). La recogida de beneficios se ha producido con un volumen de negocio sorprendente. El jueves alcanzó 222 millones de euros (el 18% del capital), y el viernes, 140 millones. Son cifras típicas de valores que cotizan en el Ibex 35, y Avánzit pondera en el Ibex Small Cap, de empresas de pequeña capitalización. Con todo, el valor ha cerrado la semana con una bajada de sólo el 1,70%, frente a la subida del 26,67% que consiguió en la anterior.

La caída de Avánzit ha coincidido con un momento débil de mercado y con unas declaraciones de su presidente, Javier Tallada, que han provocado cierta preocupación entre los inversores. En un encuentro con medios de comunicación, Tallada eludió dar un plazo concreto de permanencia en la entidad, aunque sí dijo que mantendría una participación entre el 10% y 15%.

Hay analistas que consideran que gran parte de la escalada de Avánzit en el año obedece a la presencia de Tallada en el capital de la empresa. Es un directivo que gusta al mercado, ya que ha comprobado que empresas a las que ha estado vinculado como Telepizza, Puleva Biotech y Ebro Puleva, han tenido sus momentos de gloria.

Pero, para los analistas esto tampoco justifica al 100% que la empresa cotice ya a 5,79 euros, el precio más alto al que ha estado desde enero de 2002, y ven en la subida mucha especulación. Avánzit es una de las mejores empresas de la Bolsa en el año con una revalorización del 301,25%. De acabar el ejercicio aquí, Avánzit habría obtenido el mejor resultado desde 1998, cuando logró un alza del 500%. Sin embargo, el porcentaje puede que se reduzca, ya que los analistas recomiendan no estar en este momento en el valor.