Laboral

Las cotizadas han creado 135.000 empleos este año

La plantilla de las compañías alcanza la cifra récord de 1,65 millones de trabajadores. La eficiencia y la productividad aumentan pese al repunte del número de empleados.

Las compañías cotizadas no sólo baten récords de ventas y beneficios. También pulverizan todas las marcas en cuanto a generación de empleo. A 30 de septiembre las más de 120 empresas del Índice general de la Bolsa de Madrid reconocían a la CNMV en sus informes trimestrales dar empleo a 1.655.419 personas. Esta cifra supone un crecimiento del 8,9% con respecto al cierre del ejercicio 2005 e implica la adición de 135.429 nuevos empleos. La ocupación crece en España a un ritmo anual del 3,6% y el número total de ocupados alcanza los 19,89 millones, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). El empleo de las sociedades cotizadas equivaldría al 8,3% de ese total, aunque no está depurado el empleo generado en el exterior.

Las compañías tampoco desglosan qué parte del incremento de la plantilla se debe a las necesidades del crecimiento orgánico y qué parte es consecuencia del aumento de tamaño por la adquisición de otras empresas. Sin embargo, es razonable pensar que buena parte del aumento de este año se debe al segundo factor, sobre todo en los casos de Telefónica y Ferrovial, cuyo número de empleados ha aumentado considerablemente tras la compra de 02 y BAA, respectivamente. De todas formas, sin contar a estas dos empresas, el resto de las cotizadas han creado la nada despreciable cifra de 72.000 empleos en nueve meses. Además, el 77% de las sociedades han generado puestos de trabajo en el año y sólo el 13% los ha reducido.

El selecto club de los 100.000 empleados

El beneficio por empleado crece un 13,8% y alcanza los 22.102 euros

Telefónica es la compañía cotizada con la plantilla más amplia pese a tener encima de la mesa el mayor expediente de regulación de empleo de la historia empresarial española (abarca el periodo 2003-2007). Actualmente cuenta con 225.879 empleados, un 18,6% más que en diciembre. Las adquisiciones realizadas y el fuerte aumento de su división de atención telefónica, Atento, explican el incremento. Excluyendo a Atento su plantilla sería de 127.525 personas. El fuerte tirón del número de trabajadores ha disparado los gastos de personal de Telefónica de enero a septiembre a 5.201 millones, un 26% más. Junto a la teleco, otras cuatro compañías cotizadas tienen más de 100.000 empleados: Santander, ACS, EADS y Arcelor.

Por el contrario, entre las empresas en Bolsa también las hay que tienen unas plantillas mínimas. El caso más llamativo es el de Dinamia. La sociedad de capital riesgo cotizada no tiene ningún empleado, según reconoce a la CNMV en su último informe. Tras Dinamia, las empresas con menos empleados son Urbas, Inmocaral y Montebalito, con ocho, 17 y 25 trabajadores respectivamente.

En términos relativos, son las empresas de pequeña y mediana capitalización la que más empleo han generado en los nueve primeros meses de 2006. Tavex, por ejemplo, ha incrementado su plantilla en un 365%. Esta mejora se debe fundamentalmente a la incorporación de los trabajadores de Santista, la compañía brasileña con la que se fusionó a comienzos de año. Tras cerrar el tercer trimestre, Tavex anunció sin embargo, la reestructuración de sus plantas en Valencia. La operación afectará a 300 trabajadores, el 5% de su actual plantilla. Tras el fabricante de tela vaquera, las compañías que más han elevado su nómina son Jazztel (+84%), Ferrovial (+48%), Natraceutical (+47%), CIE Automotive (+42%) y Tafisa (+39%).

Gamesa es, por contra, la que más ha reducido su plantilla. En concreto su número de trabajadores cae un 39%, aunque en su mayoría se debe a la venta de su división aeronáutica. Tras la empresa vasca las que más han destruido empleo han sido Uralita (-24,5%), NH Hoteles (-18,5%), Ebro Puleva (-18,3%), Reno di Medici (-14,2%) y Ence (-14%).

Los beneficios sostienen la productividad

La fortaleza de los resultados empresariales (de enero a septiembre las ganancias de las cotizadas alcanzaron 36.588 millones de euros, un 24% más que en 2005) hace posible que el notable aumento de las plantillas no erosione la eficiencia ni la productividad de las compañías. Así lo demuestran los ratios que miden estas variables. En primer lugar, la facturación por empleado en los nueve primeros meses del año se sitúa en 210.687 euros, un 10,87% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, el beneficio por trabajador mejora un 13,83%, situándose en 22.102 euros. En el caso del Ibex 35, ambas ratios son aún mejores. Las ventas por empleado aumentan un 11,33% y alcanzan los 211.376 euros. El beneficio por trabajador dentro del selectivo escala un 22%, hasta los 26.551 euros.

El grado de intensidad de mano de obra entre las empresas cotizadas varía mucho en función del sector del que se trate. Las inmobiliarias por un lado disponen de unas plantillas bastante reducidas mientras que sus beneficios no paran de crecer. Esta combinación las sitúa a la cabeza en las clasificaciones de eficiencia y productividad. Las diez compañías con mayor facturación por empleado son, por este orden, Renta Corporación, Riofisa, Parquesol, Urbis, Astroc, Colonial, Pescanova, Cepsa, Inmocaral y Metrovacesa. En el caso de las cuatro primeras superan los dos millones de euros por trabajador. El resto está por encima del millón de euros.

En el caso del beneficio por empleado, el top ten está encabezado por Corporación Financiera Alba. En los nueve primeros meses, a cada trabajador de la sociedad de inversión de la familia March le correspondería 1,5 millones de ganancias generadas. Le siguen Astroc, Metrovacesa, Parquesol, Urbis, Riofisa, Inmocaral, Renta Corporación, Montebalito y Colonial.

Las inmobiliarias sólo emplean al 0,4% del total

El protagonismo bursátil de las inmobiliarias, así como su impacto en la economía española no tiene reflejo en la generación de empleo. Las 14 inmobiliarias cotizadas tan sólo reúnen una plantilla conjunta de 7.400 trabajadores. Esta cifra es menor, por ejemplo, al número de trabajadores de CIE Automotive (9.288 personas) y supone tan sólo el 0,45% del total de empleados de las compañías cotizadas.

La construcción es el sector que más trabajadores aporta. Las seis empresas de este segmento (SyV, ACS, OHL, Ferrovial, FCC y Acciona) emplean a 336.136 personas, el 20,31% del total. Tras la construcción se sitúa el sector bancario. La plantilla agregada de las entidades financieras alcanza 272.155 personas, el 16,44% de todos los trabajadores de las empresas cotizadas. El tercer sector que más trabajadores ocupa es el de las telecomunicaciones con 232.547 empleados, el 14% del total.