Retraso

La división entre los socios de EADS aplaza el futuro del A-350

Las discrepancias existentes entre los socios del consorcio aeronáutico EADS sobre la financiación del A-350 han llevado a aplazar una semana más la decisión sobre el lanzamiento del nuevo avión de su filial Airbus.

El consejo de administración del consorcio aeroespacial EADS aplazó al próximo fin de semana la reunión prevista para el viernes en la que iba a debatir el futuro del A-350, el nuevo avión de largo alcance con el que su filial Airbus pretende competir con el 787 del constructor aeronáutico estadounidense Boeing.

El encuentro se pospuso por las discrepancias existentes entre los socios de referencia de EADS (el Estado francés, la sociedad gala Lagardère y la alemana DaimlerChrysler) sobre la financiación del proyecto, que podría superar los 10.000 millones de euros. El sistema habitual de préstamos reembolsables por parte de los gobiernos con intereses en Airbus (Francia, Alemania, España y Reino Unido) ha sido cuestionado por el Gobierno galo, ya que teme que Boeing recurra este mecanismo ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) alegando la existencia de posibles ayudas de Estado.

Las alternativas posibles pasan por la entrada de nuevos accionistas en Airbus, la creación de alianzas puntuales con otros grupos industriales o una emisión de obligaciones. Otra posibilidad estudiada por el grupo es la constitución de una filial dedicada en exclusiva a la fabricación de la nueva aeronave, en la que se podría dar cabida a inversores de Dubai, Qatar, China, Rusia o Italia (Finmeccanica).

AIRBUS GROUP 62,50 1,44%

A las discrepancias sobre la financiación, una fuente citada por Reuters añadió el hecho de que los franceses hayan vuelto a plantear la posibilidad de aumentar su participación en EADS, rompiendo el actual equilibrio de poder que mantienen con sus socios alemanes.

El aplazamiento de una decisión sobre el A-350 impediría cumplir el calendario avanzado por el presidente de Airbus y copresidente de EADS, Louis Gallois, que pretendía que la decisión sobre el nuevo avión se tomara en noviembre. No obstante, Gallois también precisó en su momento que el acuerdo sobre el A-350 está condicionado a que se concrete el plan de ajuste Power8 con el que Airbus pretende hacer frente a la crisis generada por los retrasos del su proyecto estrella, el superavión A-380.

Italia negocia acuerdos con el consorcio

En los últimos meses cada vez que el presidente francés Jacques Chirac o la canciller alemana Angela Merkel se entrevistan con el primer dirigente de otro país, se especula con una negociación sobre EADS. Francia y Alemania son los principales accionistas del grupo aeronáutico europeo; cuando Merkel o Chirac se entrevistaron con el presidente ruso Vladimir Putin se rumoreó el posible interés de Rusia de convertirse en uno de los principales accionistas de EADS.

Chirac se entrevistó el viernes con el primer ministro italiano Romano Prodi. Y parte de la prensa italiana se hizo eco de operaciones cruzadas de la industria italiana con EADS. Así, un diario económico italiano indicó que podrían haberse reabierto las conversaciones entre la italiana Finmeccanica y EADS para colaboraciones en el futuro A-350.