Fracaso

La división de la UE frustra el inicio de las negociaciones con Rusia

La UE y Rusia no pudieron iniciar el viernes la cuenta atrás hacia un nuevo acuerdo bilateral. La división del club comunitario, simbolizada por el veto de Polonia a la apertura de las negociaciones, frustró la esperada cumbre de Helsinki.

Horas antes de la reunión en la capital finlandesa moría en Londres, presuntamente envenenado, el antiguo espía de la KGB Alexander Litvinenko. Su muerte proyectaba otra sombra de duda sobre el respeto del Kremlin a los derechos humanos y enturbiaba aún más el encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin.

La cita ya estaba prácticamente condenada al fracaso desde que Polonia mantuvo su veto al inicio de las negociaciones entre Bruselas y Moscú para renovar y ampliar el acuerdo de asociación firmado en 1997.

Las dos partes insistieron en que el retraso no plantea dificultades prácticas, porque el acuerdo en vigor no expira hasta el 31 de diciembre de 2007 y prevé su renovación anual de manera automática.

Pero la UE y Rusia se habían marcado el objetivo político de iniciar ya las negociaciones y habían preparado el terreno en la reciente cumbre informal en Lahti, al norte de Helsinki.

Varsovia ha frustrado esas intenciones al reclamar, como paso previo, que Moscú levante el embargo a las exportaciones de carne polaca. Putin insistió el viernes en que esa decisión 'es técnica, no política' y que el embargo sólo responde a medidas de prevención sanitaria.

El presidente ruso aprovechó la división de la UE para advertir que mientras persista esa situación Moscú seguirá negociando bilateralmente con los Estados miembros. El Kremlin y su brazo energético Gazprom ya han cerrado importantes acuerdos con Alemania e Italia, entre otros países.

Gazprom no se toca

Putin descartó además sumarse a los planes de la CE de imponer la separación estructural entre productores de energía y comercializadores. Gazprom, aseguró, continuará siendo una empresa verticalmente integrada. 'Se trata de una decisión nacional, que nadie puede tomar salvo nosotros', indicó el presidente ruso.

El presidente de la CE, José Manuel Barroso, aseguró que aún no está decidida qué modalidad de segregación se impondrá a las empresas europeas.

Moscú abolirá en 2013 las tasas a los vuelos sobre Siberia

Rusia confirmó el viernes, después de veinte años de conflicto con la UE, la abolición de los recargos que abonan las líneas aéreas europeas a Aeroflot por sobrevolar Siberia en sus rutas a extremo oriente. La factura total ascendió a 331 millones de dólares en el último ejercicio. Moscú aceptó en 2004, como paso previo para la integración en la OMC, la supresión de esos recargos el 31 de diciembre de 2013 como muy tarde. Pero faltaba concluir la parte técnica del acuerdo.