Bolsa

El Ibex cierra en tablas una jornada de transición

La Bolsa española vivió ayer una jornada de transición. El cierre por festivo en Tokio y Nueva York (se celebraba el día de Acción de Gracias) dejó al parqué sin dos de sus principales referencias. En este contexto, el Ibex 35 cedió un exiguo 0,07%, y se mantiene en zona de máximos al cerrar en 14.284,4 puntos.

La sesión fue de más a menos. Ni tan siquiera un nuevo descenso del precio del crudo ni el inesperado repunte del índice IFO de confianza empresarial en Alemania consiguieron levantar el ánimo de los inversores. Durante las primeras horas de la sesión el selectivo llegó a sobrepasar la barrera de los 14.300 enteros, pero poco a poco fue desinflándose.

Ferrovial, con una caída del 3,21%, fue el principal lastre para que el Ibex conquistase nuevos máximos. La constructora fue castigada en Bolsa debido a un informe del regulador británico de aviación civil que cuestionaba la futura rentabilidad de su filial BAA. Tras Ferrovial, el segundo peor valor del Ibex fue Sacyr Vallehermoso con un retroceso del 1,5%

En el lado contrario, Gamesa fue el mejor valor del índice con una revalorización del 2,3%. La compañía vasca se ha visto espoleada por el buen momento de su competidora europea Vestas. Otro valor que vivió una buena jornada fue Inditex, que ganó un 1,21% y logró romper la barrera de los 40 euros tras un informe positivo de Goldman Sachs que valora la compañía textil en 44,3 euros por acción.

Sin Wall Street

¦bull; El cierre de Wall Street se dejó notar en el volumen de negociación de la Bolsa española. En el mercado continuo se contrataron ayer títulos por valor de 3.644 millones de euros. Esta cifra es menor a la media de los últimos meses.