Mercados

El euro roza máximo del año y pone a prueba la cota de 1,30 dólares

La cotización del euro rozó durante la sesión de ayer el nivel más alto desde mediados de 2005 al ascender hasta los 1,2975 dólares. La cotización saltó tras conocer el buen dato de confianza del índice IFO alemán, si bien la tendencia es más profunda y obedece a las perspectivas de crecimiento y tipos de interés en la zona euro y Estados Unidos.

Cuatro diezmilésimas. Es la distancia que separó ayer al euro de la cota más alta del año. Tocó 1,2975 dólares en el punto álgido de la sesión, frente al máximo de 1,2979 registrado en mayo pasado. La cotización saltó desde los 1,294 dólares en cuestión de minutos, nada más conocerse el dato del índice de confianza empresarial IFO de Alemania. El indicador marcó su nivel más alto en los últimos 15 años.

La cifra, que contrasta con el descenso de la confianza del consumidor registrada en Estados Unidos anteayer, refuerza tanto las buenas expectativas sobre la economía europea como las previsiones de que el Banco Central Europeo suba tipos antes del cierre del ejercicio. La relación de crecimiento y tipos juega a favor del euro. La divisa, en todo caso, chocó con las resistencias de 1,2975 y 1,3 dólares, donde numerosos operadores tienen colocadas órdenes de limitación de pérdidas (stop-loss). A última hora cotizaba en 1,295.

'El dólar lo tiene complicado de aquí a fin de año. Las transacciones comerciales son las que son. Y en las transacciones financieras, los fondos de pensiones y los inversores institucionales no van a comprar más dólares de aquí a fin de año; están cerrando posiciones. Está en manos sólo de bancos centrales -que probablemente reduzcan reservas- y especuladores natos. En diciembre de 2004 pasó algo parecido', explica José Carlos Díez, de Intermoney.

'Ni los fondos de pensiones ni los 'hedge funds' están ahora en dólares'

Aquel ejercicio el euro subió el 7,61% en el año y un 2% en diciembre. Este 2006 el euro sube el 9,2% respecto al dólar. Otros expertos apuntan en esta misma dirección: 'De lo que vemos aquí en España, ningún gran fondo de pensiones está largo en dólares. Tampoco vemos que llegue dinero de los hedge funds'.

Carlos de las Morenas, de BNP Paribas, apunta que la tendencia tiene visos de continuar a medio plazo: 'Creo que la economía de Estados Unidos va a caer con más fuerza de lo que los mercados descuentan. Se va a parecer más a un aterrizaje suave que a uno fuerte. Las viviendas iniciadas han caído, el consumo minorista también, Wal-Mart ha anunciado rebajas... Todo eso se filtra a la economía y la Fed tendrá que bajar tipos antes de lo que se esperaba. Antes de fin de año es probable que rompa el 1,30, y después es fácil que se vaya a 1,33 dólares'.

El presidente de la Reserva Federal de San Luis dijo anteayer en una entrevista que la inflación está 'tocando techo o bajando', y el dato de peticiones semanales de subsidios de desempleo también de anteayer sugería un aumento del paro.

Reserva Federal

Los mercados de futuros, de hecho, asignan ya probabilidades de alrededor del 50% a bajadas de tipos, y descuentan tipos al 5% -actualmente están en el 5,25%- para el mes de junio. A partir de ahí, aunque los contratos son poco líquidos, se vislumbran expectativas de que se rebaje todavía más el precio del dinero.

Los expertos pronostican que el mercado seguirá rondando la zona de máximos y probando la resistencia de 1,3 dólares por cada euro. No obstante, matizan también que las sesiones de ayer y la de hoy no serán muy significativas por la festividad de Acción de Gracias en Estados Unidos, que ayer mantuvo los mercados cerrados y hoy restringirá el volumen de negociación.

Petróleo. El precio del barril de Brent se estabiliza alrededor de los 60 dólares

El factor incontrolado que ha tenido a los mercados en vilo a lo largo de los últimos años ha moderado su comportamiento, dando un respiro tanto a los inversores en Bolsa como a los banqueros centrales preocupados por los datos de inflación. Desde finales de septiembre, cuando culminó su vertiginoso descenso desde los 78 dólares marcados en agosto, la cotización del Brent -barril de referencia en Europa- se ha mantenido alrededor de esa cota, dólar arriba, dólar abajo. Los recortes de producción apenas han tenido efecto, y aunque el mercado es volátil, la tendencia de fondo es plana. Ayer cotizaba sin apenas cambios tras conocerse el miércoles que las reservas de petróleo en Estados Unidos habían aumentado en más de cinco millones de barriles, cuando las previsiones eran de 700.000. El invierno, que está resultado más benigno de lo previsto, también está conteniendo los precios del crudo.

Divisas. El yuan chino marca el nivel más alto desde que abandonó el cambio fijo

En julio del año pasado las autoridades chinas decidieron flexibilizar ligeramente el tipo de cambio del yuan. Hasta ese momento mantenía una paridad fija contra el dólar , y a partir de entonces se permiten mínimos movimientos intradiarios que se fijan a partir de la evolución de una cesta de valores. La revalorización frente al dólar de la mayor parte de las divisas asiáticas ha provocado la revalorización de la cesta de la que depende el yuan. Cotiza en 7,8585 yuanes por cada dólar y tocó 7,8577.

De forma paralela, las autoridades han sugerido una mayor flexibilidad para permitir que la divisa fluctúe. Un yuan más fuerte sería más coherente con la fortaleza económica china y ayudará a la economía a moderar su crecimiento. Pero las autoridades asiáticas no quieren dar al mercado la señal de que apreciarán la moneda para que los operadores no se lancen a apostar a favor del yuan, según los analistas.