Software

Una 'heredera' de Secuware se lanza al área de seguridad en el teléfono móvil

Mossec es una spin-off de Secuware, la empresa española de software de seguridad fundada por Carlos Jiménez, creador del primer antivirus español. Especializada en el negocio de la seguridad para dispositivos móviles, decidió independizarse este verano y constituirse como empresa independiente. Mossec está participada en un 55% por el Gobierno de Aragón y en un 45% por promotores del sector tecnológico.

Tras funcionar durante tres años como un departamento de Secuware, la nueva compañía se ha independizado con el objetivo de convertirse en líder nacional e internacional en el emergente y prometedor sector de la seguridad móvil. Con una inversión inicial de seis millones de euros, Mossec está controlada (con un 55%) por Savia Coinversión SCR, una entidad de capital riesgo gestionada por Möbius (la cual preside Juan Soto, ex presidente de HP España) y promovida por la Diputación General de Aragón, en la que participan, además, Ibercaja y Telefónica. El resto del capital (un 45%) está en manos de Juan Santesmases, consejero delegado de Mossec, Carlos Jiménez y José Luis Maté, director técnico de la joven empresa.

La compañía cuenta con dos sedes, una en Madrid y otra situada en el parque tecnológico de Walqa (Huesca). Presidida por otro histórico del sector tecnológico español, Jacobo Israel, que dirigió la antigua Sema Group, cuenta actualmente con una plantilla de 18 personas. 'Nuestro objetivo es desarrollar soluciones de seguridad para terminales móviles, tanto PDA, teléfonos, smartphone...', dice Maté, quien advierte que las empresas deberían integrar los terminales móviles dentro de sus políticas de seguridad, 'porque es menos probable que un hacker entre en un servidor y robe información clave de una empresa a que se hurte a un empleado una PDA o un móvil con datos confidenciales cuando sale a la calle'.

Las soluciones que propone Mossec tratan de resolver dos aspectos de la seguridad móvil. Por un lado, proteger la información que hay dentro de los dispositivos móviles, de forma que si el terminal se pierde o es robado nadie puede extraer los datos en él almacenados. Y, por otro, que la empresa pueda garantizar que sus empleados utilizan los equipos móviles de forma correcta. Es decir, que no se descargan aplicaciones que no estén permitidas. Igual de cara al usuario residencial, para que no se le instalen en el móvil o la PDA virus o programas ejecutables que él no quiera.

Y es que, según cuenta Maté, los problemas que padecen los usuarios de móviles son cada vez más similares a los de los PC al utilizarse plataformas abiertas como Symbian o Windows Mobile. 'El último recuento de las operadoras móviles arrojan un dato alarmante: Ya existen unos 230 virus y variantes de distintos tipos para el entorno móvil. Es cierto que en el mundo del PC se habla de 85.000/90.000, pero los datos apuntan que esto no ha hecho más que empezar'.

Mossec prevé facturar en su primer año de actividad 1,5 millones de euros, 4,5 millones en el segundo y un total de 50 millones para el quinto año. 'Esperamos ser rentables en ocho meses', señala Maté. Según el director técnico, tienen listas ya dos versiones del paquete de aplicaciones, una para empresas y otra para particulares. 'Están preparadas para Windows Mobile; en tres meses tendremos la solución para Symbian y en un mes para el sistema Palm, en este caso muy orientado al mercado americano, donde esta empresa tiene una cuota de mercado importante', añade.

El software de Mossec se distribuye a través de socios tecnológicos, como HP, Informática El Corte Inglés o Dell, y mayoristas, como Afina Sistemas. 'Ahora nos planteamos fomentar las relaciones directas con las operadoras móviles y con los fabricantes de terminales', apunta Maté, quien explica que para particulares venden directamente en su propia web y que están cerrando acuerdos con terceros como Carrefour para que lo vendan a través de su sitio de internet. 'Con otros actuaremos como marca blanca, como es el caso de Spamina'.

Una empresa con ambición internacional

Mossec defiende que su tecnología es puntera a nivel internacional porque 'no hay muchas empresas dedicadas sólo a seguridad móvil'. Pese a su juventud, la firma tiene oficinas en México, Brasil y EE UU y están abriendo otra en Holanda. Además, tiene presencia en Venezuela y Colombia y un agente comercial en Asia. 'Estamos hablando con operadoras internacionales porque el mercado es inmenso', dice Maté, quien recuerda que Mossec permite gestionar desde una única herramienta entornos heterogéneos (Palm, Windows, Symbian...).