Consecuencias

Telefónica pierde clientes mayoristas por el éxito de las ofertas de ADSL a 20 megas

Muchos clientes de ADSL de Jazztel o Ya.com lo son en realidad de Telefónica, sólo que a través de su oferta mayorista. Pero la situación está cambiando. El ex monopolio ha comenzado a perder clientes de este tipo por el éxito de los 20 megas.

El despliegue de los nuevos operadores de ADSL y el éxito de sus ofertas a velocidades supersónicas ha tenido una consecuencia indirecta para Telefónica. El ex monopolio no ha visto en absoluto alterado su ritmo de captación de clientes finales, pero sí ha comenzado a perder usuarios mayoristas. Es decir, el número de abonados que se conecta a la red a través de las ofertas que Telefónica pone a disposición de sus rivales y que estos revenden ha disminuido.

Y es que estos clientes son en realidad usuarios compartidos entre el ex monopolio y Jazztel, Ya.com, Wanadoo -Orange- o Tele2, ya que cada uno cobra una parte. Por eso, en cuanto estas compañías desarrollan su red y llegan a los clientes con infraestructura propia, les bombardean con sus nuevas ofertas de ADSL a 20 megas para lograr una migración masiva hacia estas propuestas, que les permiten desvincularse de Telefónica y obtener más ingresos de cada abonado.

Así lo reflejan los datos del mes de septiembre hechos públicos ayer por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El llamado ADSL de acceso indirecto -el que se hace a través de la oferta mayorista de Telefónica- es el único que pierde clientes en el periodo, unos 14.566. Por el contrario, la conexión por bucle -el de las famosas ofertas a alta velocidad- gana 32.569 adeptos en un mes.

TELEFÓNICA 3,69 -0,44%

A pesar de este crecimiento, el ADSL de Telefónica sigue siendo la opción mayoritaria que han elegido los clientes en septiembre para conectarse a la banda ancha. El ex monopolio suma casi 79.000 usuarios y, otra vez, gana cuota de mercado ante a sus competidores.

El cable, mientras tanto, vuelve a perder en la pugna contra el ADSL. Capta menos de 21.000 clientes y es la tecnología menos escogida para conectarse a la red.

En el terreno de la telefonía móvil, los datos de la CMT de septiembre constatan que el cambio de operador entre usuarios de móvil -la portabilidad- sigue muy vivo.

En total, fueron 261.772 abonados los que optaron por ser infieles a su telefónica de móvil tradicional. Como ya viene siendo acostumbrado, el ganador de esta pelea fue Vodafone, que arrebata a sus rivales 30.770 clientes. Movistar, por su parte, se ha quedado con 20.901 nuevos abonados. Otra vez, Orange -Amena- es la perdedora y la que cede los usuarios que suman sus rivales.

Orange también cede en la batalla del móvil

Amena se convirtió en Orange de forma oficial y a efectos de marca comercial el 3 de octubre, pero desde casi un mes antes comenzó a implantarse en España. Primero fue con cartas a los clientes, luego con una campaña de transición y, finalmente, con un agresivo bombardeo publicitario.

Ninguna de las campañas iniciales ha logrado cambiar la tendencia de pérdida de clientes de móvil a manos de sus rivales que arrastraba Amena. En septiembre, Orange cedió 51.329 usuarios ante Vodafone y Movistar, en lo que supone su noveno mes consecutivo de pérdidas en portabilidad.