Aerolínea

Los fondos compran Vueling a 31 euros en el mercado gris

Hasta el 29 de noviembre los institucionales, a los que va dirigida la oferta de Vueling, no conocerán el precio definitivo de las acciones. Sin embargo, el rango orientativo inicial establecido entre 24 y 32 euros les ha convencido. En el mercado gris están comprando ya a 31 euros.

La salida a Bolsa de Vueling, aerolínea española de bajo coste (low cost), comienza a calentar motores. El jueves, la CNMV dio luz verde a la colocación y el viernes la compañía hizo una presentación entre analistas.

La percepción inicial del mercado discurre en buenos términos. En el mercado gris, un mercado no oficial donde los inversores institucionales pactan operaciones sobre una empresa que va a salir a Bolsa, había posiciones ayer de compra a 31 euros. Vueling ha establecido un rango inicial de valoración que oscila entre los 359 y 478 millones; esto es, entre 24 y 32 euros por acción.

Los fondos, por tanto, están comprando en la parte alta de la horquilla orientativa antes incluso de que se conozca el precio definitivo con el que comenzará a cotizar el 1 de diciembre. Dicho precio se decidirá el día 29. Las posiciones de venta superan la parte más alta del rango inicial, ya que llegan a los 34 euros.

El sector de aerolíneas europeo ha subido un 35% desde agosto

'La respuesta del mercado es muy positiva. El modelo de negocio, similar al de Easyjet, es conocido por los inversores, sobre todo los británicos, y son conscientes de que en España hay nicho de mercado para este tipo de empresas. Easyjet, Ryanair, Air Berlin… en España no hay una low cost', dicen fuentes del mercado.

El sector de aerolíneas europeo sigue un rumbo de altas esferas. El índice Bloomberg que reúne a las principales empresas acumula un alza del 52,63% en 2006. Esta rentabilidad, la mayor desde que se creó este índice hace ocho años, se ha conseguido gracias a la caída del precio del petróleo. El Brent ha cedido un 25% desde el máximo de 78,30 dólares de agosto, mientras que las aerolíneas han ganado un 35%.

Compañías de bajo coste, como EasyJet y Ryanair suben el 51,72% y 18,92%, frente a un alza del 12,66% de Iberia, o del 75% de Air France. 'La diferencia de estas empresas es que tienen costes muy bajos y pueden ofrecer precios también bajos. La estructura es más flexible, utilizan sólo un tipo de avión (Airbus A320 en Vueling), lo que hace más barato el mantenimiento, y tanto los aviones como las tripulaciones duermen en sus bases, lo que supone menos costes. Vueling es similar a Easyjet', añaden las mismas fuentes.

Vueling ha despertado sentimientos positivos entre grandes inversores. Pero también los hay algo críticos. Luis Benguerel, de Interbrokers, considera que el éxito de la colocación dependerá, como siempre, del precio. 'En principio me parece cara y está en un sector que no me gusta nada. El inversor particular, además, puede tener el chip de que debería valer menos de 3 euros por un tema comparativo con Iberia, aunque no tenga nada que ver'. El experto se refiere, en realidad, a un efecto psicológico.

Benguerel recuerda, además, los problemas que puede tener el sector a largo plazo, y señala que la mejora de la red de ferrocarril terminará haciendo mella en la demanda de billetes de avión ya que, aunque económicamente resulte interesante, puede suponer una pérdida de tiempo. De hecho, lo ilustra con una experiencia personal: 'En el último viaje que he hecho en avión fui a Florencia. El vuelo salía desde Barcelona a las 13.30 horas y llegué a mi destino a las dos de la mañana del siguiente día entre retrasos y problemas con la meteorología'.