Mercados

La familia Del Pino sale de Endesa y se refuerza en Cepsa e Iberdrola

La familia Del Pino, máximo accionista de Ferrovial, se ha deshecho de todas las acciones que tenía de Endesa. El movimiento de sus Sicav se produjo en el tercer trimestre, coincidiendo con la entrada de Acciona en la eléctrica. Al mismo tiempo, los Del Pino se han reforzado en Iberdrola y, sobre todo, en Cepsa.

Ferrovial es, junto con FCC, la única gran constructora que no ha entrado en el capital de una compañía energética. Acciona ya tiene el 19% de Endesa, ACS controla el 10% y de Iberdrola y el 41% de Fenosa, mientras que la participación de Sacyr en Repsol alcanza el 17%. Sin embargo, esta pasividad no quiere decir que sus máximos accionistas estén parados en la batalla que se está librando en el negocio del kilovatio. La familia Del Pino está moviendo ficha en el sector a través de sus sociedades de inversión de capital variable (Sicav), el instrumento de inversión favorito de los grandes patrimonios.

Los Del Pino remitieron la pasada semana las cuentas y el estado patrimonial de sus siete Sicav a la CNMV. Los datos, correspondientes al tercer trimestre del año, muestran cómo dichas sociedades han vendido todos los títulos de Endesa que tenían al cierre del segundo semestre. Al mismo tiempo, de julio a septiembre se reforzaron en el capital de Iberdrola y, especialmente, en el de Cepsa.

El pasado 30 de junio cuatro de las siete Sicav de la familia Del Pino tenían acciones de Endesa. El valor de mercado de estos títulos era entonces de 8,6 millones de euros. Tres meses después, estas sociedades no conservaban ni una sola acción de la eléctrica. La desinversión en Endesa se ha acelerado en el tercer trimestre. Al comienzo del ejercicio tenían títulos en la compañía por un valor superior a los 16 millones.

La salida del capital de Endesa ha coincidido con más movimientos en su accionariado. Y es que al final del tercer trimestre Acciona comunicó su entrada en el capital de Endesa, movimiento que fue contestado por Eon con una subida del precio de su opa, hasta los 35 euros.

En el caso de Iberdrola, las Sicav de la familia Del Pino tenían al cierre del tercer trimestre títulos por valor de 43,61 millones de euros, frente a los 36,6 millones que disponían el pasado 30 de junio. Los dueños de Ferrovial no tienen en ninguna compañía cotizada española tanto dinero invertido como en la eléctrica vasca. La mayor parte de la inversión está canalizada a través de su principal Sicav, Allocation, que con un patrimonio de 395 millones de euros tiene invertido el 10,83% de su cartera en Iberdrola.

La compañía presidida por Ignacio Galán se encuentra ahora mismo en el ojo del huracán. Tras la entrada de ACS en el capital a finales de septiembre, Iberdrola ha reconocido que estudia la compra de la británica Scottish Power, aunque el mercado no descarta nuevas operaciones en España.

La gran apuesta de la familia Del Pino en el tercer trimestre ha sido Cepsa. A 30 de septiembre la participación de las diferentes Sicav en la petrolera ascendía a 22,42 millones mientras. Tres meses antes ésta era de tan sólo 13,62 millones. El aumento de la inversión de los dueños de Ferrovial en Cepsa se produjo en el mismo trimestre en el que se desbloqueaba el litigio que mantenían Santander y Total por el control de la compañía. A principios de agosto el banco accedió a vender un 4,35% de Cepsa a Total con lo que la participación de ésta alcanza el 48,8%, cerca del límite legal a partir del cual es obligatorio lanzar una opa sobre el 100% del capital.

Las grandes fortunas mueven ficha

Los ricos españoles no son ajenos a la batalla que se está produciendo durante los últimos meses por asegurarse el control de las compañías energéticas. Los movimientos están disparando las cotizaciones de las empresas implicadas y los grandes patrimonios rotan las carteras de sus Sicav para beneficiarse de ello.

La últimos movimientos que se han hecho públicos corresponden al tercer trimestre del año. Amancio Ortega, máximo accionista de Inditex, ha incorporado a la cartera de Keblar, su Sicav especializada en renta variable, a Endesa e Iberdrola. Durante el periodo que comprende julio y septiembre el hombre más rico de España ha comprado títulos de Endesa por valor de 5,8 millones de euros, mientras que en la eléctrica vasca ha invertido 1,76 millones.

Alicia Koplowitz por su parte, vendió durante el tercer trimestre todos los títulos que tenía su Sicav Morinvest en Endesa y que estaban valorados en 13,59 millones de euros. Por contra, la empresaria ha entrado en el capital de Repsol con la compra de un paquete de acciones valorado en 2,34 millones. La apuesta por la petrolera le ha dado importantes réditos en pocas semanas ya que la cotización se disparó tras la entrada de Sacyr Vallehermoso en el accionariado.

Otra gran fortuna que ha movido ficha en el mapa energético español ha sido Juan Abelló. La Sicav Arbarin, que está a nombre de su mujer Ana Gamazo, ha comprado acciones de Iberdrola en el tercer trimestre del año valoradas en 2,1 millones de euros.

En cambio, la familia Entrecanales, que ha apostado fuerte por Endesa a través de Acciona, no tiene ni una sola acción de la eléctrica en su principal Sicav, Acciones, cupones y obligaciones segovianas.