Inversiones

El capital riesgo falla al buscar pymes en las que invertir

Las sociedades de capital riesgo establecidas en España tienen 15.000 millones de euros para invertir en pequeñas y medianas empresas 'pero no se encuentran mutuamente', asegura Enrique Quemada, consejero delegado de OnetoOne, empresa de asesoramiento financiero especializada en pymes.

En España, según datos de OnetoOne, hay 180.000 pequeñas y medianas empresas, que suponen cerca del 97% del tejido empresarial español. El 83% son negocios familiares. 'Más del 50% de los dueños de estas compañías están en edad de jubilarse y tienen problemas de sucesión en la empresa', afirma el consultor. Para quien este tipo de compañías es uno de los objetivos idóneos para el capital riesgo. 'En muchos casos, los propios directivos de las empresas están interesados en la continuidad pero no tienen el dinero. Necesitan un socio financiero', subraya.

El capital riesgo y las pymes encuentran muchas dificultades para negociar. El público objetivo es 'muy amplio' y está 'muy disperso por el territorio. Concentra el 70% de su inversión en Madrid y Barcelona', se lamenta Quemada.

Esta inversión también ha de enfrentarse, según mantiene, con 'la desconfianza del pequeño empresario' ante la negociación con una gran empresa. Quemada resalta la importancia del papel de un asesor que se gane la confianza del empresario y le ayude a negociar en igualdad con la sociedad. 'Ordenar y gestionar las cifras para no desalentar al inversor', también es importante, concluye.

El objetivo idóneo para el sector

Las empresas más interesantes para la entrada del capital riesgo son los 'negocios familiares con problemas de sucesión', estima el consejero delegado de OnetoOne. æpermil;ste apunta también a las que denomina como gacelas: 'Empresas con un alto nivel de crecimiento anual que no pueden hacer frente a los gastos de su propia evolución y necesitan una inversión fuerte para crecer'. Además, añade este directivo consultor, le interesa 'empresas en sectores desagregados en proceso de concentración y por compañías estables, que generan caja y que se compran con poco desembolso'.